miércoles. 10.08.2022

Operarios de la empresa Naturgy se desplazaron ayer a Llamas de la Ribera para solucionar el problema con los contadores inteligentes instalados hace cuatro años, y que por una avería nunca han funcionado correctamente. Esta situación ha provocado que cerca de 60 familias de la localidad reciben facturas de la luz, en muchos casos, «desorbitadas», ya que la empresa distribuidora no recibe la información de los contadores con el con el consumo real de las viviendas y les cobran en función de estimaciones que «poco tienen que ver con la realidad», según los afectados, que en los últimos meses han recibido facturas de entre 300 y 3.500 euros, por casas, en muchos casos, cerradas.

Comienzan a arreglar los contadores de luz de Llamas