lunes 18/10/21
SUCESOS

Comienzan las pruebas periciales para saber quién asesinó a Sheila

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha explicado que, ahora que la ciencia ha avanzado “muchísimo”, desea que la muerte de “una chica joven” se resuelva “pronto”, pero ha reconocido que sólo “el tiempo y la investigación nos lo dirá”.
sheila
La hermana de Sheila sostiene una foto de la joven. JESÚS F. SALVADORES

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha confiado en que las pruebas periciales que se practicarán a partir de este martes en el Juzgado de Cangas del Narcea contribuyan a la "pronta resolución" del asesinato, hace 15 años en Degaña, de la joven Sheila Barrero.

Losa ha explicado que, ahora que la ciencia ha avanzado “muchísimo”, desea que la muerte de “una chica joven” se resuelva “pronto”, pero ha reconocido que sólo “el tiempo y la investigación nos lo dirá”.

La delegada del Gobierno ha realizado estas declaraciones en Oviedo coincidiendo con el inicio de las pruebas periciales solicitadas por la Fiscalía dentro de la fase de instrucción que se sigue en el Juzgado de Cangas del Narcea.

Entre otras diligencias, está previsto que hoy declare por videoconferencia un médico jefe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de la Guardia Civil y se ha fijado para mañana, miércoles, las declaraciones de tres agentes del departamento de Química del Servicio de Criminalística.

La instrucción se reabrió a raíz de un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil donde se recogen los resultados de los análisis de las pruebas recogidas en el lugar del crimen, con la aplicación de la tecnología más avanzada.

El pasado mes de junio, Delia Losa llegó a afirmar que este informe era “muy concluyente” y las pruebas, inicialmente, apuntaban hacia un exnovio de la víctima, B.V., quien ha sido hasta el momento el único sospechoso.

Los químicos pudieron aislar una partícula de una de las muestras de la mano derecha de B.V., que, según fuentes del caso, coincidiría con la muestra de un casquillo que se halló en el lugar del crimen.

Sheila Barrero, de 22 años, fue asesinada el 25 de enero de 2004 cuando regresaba a su domicilio en la localidad asturiana de Degaña tras finalizar su jornada como camarera en un pub de Villablino (León).

La joven fue asesinada de un tiro en la cabeza, efectuado a corta distancia, dentro de su coche, y desde un principio se puso a su exnovio en el punto de mira de la investigación.

Entre otros indicios, se exponía que el joven presentaba restos de pólvora, aunque él presentó como coartada que había estado practicando la caza, para la que tenía licencia.

Sin embargo, con el avance de las pruebas científicas, los químicos han logrado aislar de aquellas muestras de la mano del joven "una partícula de plomo, estaño y bario" que es igual a los residuos de disparo encontrados en el casquillo, según indicaron fuentes de la investigación, que se localizaron dentro del coche de Sheila Barrero, así como otra partícula específica, de plomo, bario y antimonio. 

Comienzan las pruebas periciales para saber quién asesinó a Sheila