viernes 10.04.2020
La Robla

La compra del centro de FP se aplaza hasta que se resuelva la ocupación de los terrenos

Fachada del centro de FP de La Robla. JESÚS F. SALVADORES
Fachada del centro de FP de La Robla. JESÚS F. SALVADORES

La Escuela de Formación Profesional La Virgen del Buen Suceso, también conocida como el CIFP La Robla, sigue esperando la venta de los terrenos de la Hullera Vasco Leonesa que ayer de nuevo se estancó. Según los representantes de Halliwell Capital, la empresa que opta a la adquisición, la compra queda aplazada hasta que los administradores concursales, los abogados de Álvarez-Canal, «resuelvan la ocupación de los terrenos».

«Hoy hemos venido con una serie de requisitos para formalizar la compra-venta, que veníamos con la idea de cerrarla y llegar a un acuerdo. Pedíamos que estuvieran todos los terrenos en el Registro de manera correcta, que no lo estaban antes», aseguró Carla Sánchez, representante de Halliwell, quien añadió que «la segunda cosa que pedíamos era que estuviera libre de ocupantes, es decir, sin los administradores concursales en la escuela, como marca la escritura, cosa que no pudo ser porque nos echaron de allí con amenazas de llamar a la Guardia Civil y no nos dejaron tomar posesión de la Escuela». «Pedimos que se nos entregue la actividad y estamos a la espera de respuesta», aseveró.

En el documento presentado al notario, la empresa compradora expone sus exigencias para continuar con la compra-venta, además de pedir que el 10%, 22.500 de los 225.000 euros en los que se cerró la operación, que ya han abonado sea considerado como parte del pago,«como inicialmente estaba estipulado», y no como un depósito. Una vez confirmado que se ha realizado de forma correcta, Sánchez Verde procederá a «tramitar la hipoteca que hemos pedido para adquirir estos terrenos». La administradora de Halliwell Capital ha expresado también su deseo de comenzar cuanto antes a planear el nuevo curso. Un reto que afronta con «muchas ganas», pues cree que puede realizar mucho bien a la zona de La Robla. «Queremos unirnos a una empresa educativa porque nosotros no tenemos experiencia en ese campo, no queremos tirar todo por la borda. Queremos gente con experiencia para seguir igual que hasta ahora, o mejor», señala la empresaria. «Nosotros nos dedicamos a las energías renovables y queremos implantar ciclos de restauración energética para que la gente de las cuencas mineras que está sin trabajo pueda volver a formarse y entrar en el mercado laboral del nuevo sistema energético».

Por su parte, los representantes de trabajadores, alumnos y profesores declinaron hacer declaraciones y decidieron guardar un silencio sobre la decisión adoptada.

La compra del centro de FP se aplaza hasta que se resuelva la ocupación de los terrenos