jueves. 30.06.2022
Manzaneda de Torío

El Común advierte del «peligro» que sufren los escolares para coger el bus

Emite una resolución en la que urge a la Junta una solución
Los alumnos tienen que recorrer un kilómetros por una carretera sin arcén para coger el autobús. FERNANDO OTERO

Durante el pasado curso escolar, siete niños de la localidad de Manzaneda de Torío se vieron obligados a recorrer a pie un kilometro de carretera para llegar a la parada del bus que los traslada al Colegio Rural Agrupado (CRA) de Villaquilambre, algo que lleva sucediendo durante varios años. El autobús que cubre esa linea escolar no puede acceder al interior de la localidad debido a que la vía es demasiado estrecha para un vehículo de esas proporciones.

Ante esta situación y conscientes del potencial peligro que conlleva que estos menores tengan que recorrer el tramo de vía a pie, el Procurador del Común, ha actuado de oficio emitiendo una resolución en la que se expone la necesidad de buscar una solución con la que atajar el problema, trasladando que «se ha solicitado a las Administraciones competentes en materia de educación y en materia de transportes que den una solución a los alumnos con el fin de que no tengan que recorrer a pie, por un tramo de carretera sin arcenes, un trayecto que resulta, además de prolongado, peligroso para los peatones y, en particular, para alumnos de corta edad».

En este informe se expone que existe una parada en la calle Santuario de Manzaneda de Torío, a este efecto, la empresa adjudicataria del servicio puso de manifiesto que, a pesar de las características de la vía, y en atención a la demanda que se estaba produciendo por parte de los interesados, se comprometía a «hacer el servicio con la mayor seguridad posible para los viajeros y otros usuarios de la vía» y rogaron que les comuniquen la modificación del contrato y de la misma manera la modificación del precio del servicio, al según consideran «producirse un incremento de la distancia del servicio» y añade que «la ausencia de arcenes o cunetas aptas para el tráfico rodado, podría no hacer aconsejable el cambio de parada de autobús en caso de que el vehículo a emplear fuese a ser un autobús de grandes dimensiones».

Peligro
La carretera que tienen que recorrer los niños para llegar a la parada de autobús no tiene arcén

En referencia a las dimensiones del vehículo, se planteó sustituirlo por uno de menores dimensiones, pero se establece la problemática de que el autobús actual da servicio a casi medio centenar de alumnos de diferentes localidades de la zona, y un microbús apenas tiene espacio para 12 personas. Desde la Procuraduría ofrecen la alternativa del establecimiento de una ruta de transporte escolar al margen del contrato principal para cubrir la demanda de los alumnos y acceder a la parada sita en la Calle Santuario.

Según un informe e de seguridad vial del Subsector de la Guardia Civil de León, se certifica que es más seguro para los menores que el autobús entre en el pueblo a recogerlos, ya que además la carretera en cuestión no presenta demasiado tráfico para que transite el autobús, además de esto el Ayuntamiento instaló dos espejos para que el autobús no tuviera dificultad de maniobra y la Diputación ha trasladado que el ancho de la vía es de 4,50 metros,similar a las entradas de los otros pueblos,como Riosequillo, Valdería o Fontanos, donde sí entra el autobús.

La resolución ofrecida por parte de la Procuraduría establece que «a estos efectos, se debe valorar el mantenimiento del servicio de transporte escolar de uso general con la única variación de la inclusión de la parada de la calle Santuario».

El Común advierte del «peligro» que sufren los escolares para coger el bus
Comentarios