jueves. 30.06.2022

Galicia, Cantabria, Asturias y Castilla y León han vuelto a unirse para trasladar a la Unión Europea su reclamación de que su postura sobre la regulación del lobo «sea escuchada».

Así lo demandado el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno cántabro, Guillermo Blanco, que entregó el pasado martes en Bruselas una carta a los comisarios de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginjus Sinkevicius, y de Agricultura, Janusz Wojciechowski.

La misiva, elaborada de manera conjunta con sus homólogos de Asturias, Galicia y Castilla y León, solicita a la Unión Europea que establezca criterios homogéneos a nivel supranacional para modular de manera adecuada «la conservación del lobo con la lucha contra el despoblamiento, la conservación y la producción de alimentos de calidad en el medio rural».

En representación de las cuatro comunidades autónomas que albergan la mayor parte de la población de lobo en España, Blanco ha trasladado la postura de las mismas ante la problemática del lobo en España y la necesidad urgente de mantener un encuentro presencial de manera conjunta, ya sea en alguna de las cuatro autonomías o en la sede de la Comisión Europea en Bruselas.

«No vamos a darnos por rendidos con esta problemática», ha subrayado Blanco, para quien los daños de los lobos sobre el ganado extensivo «empiezan a ser insoportables.

Las comunidades loberas piden a la UE que escuche su postura común
Comentarios