domingo 5/12/21
lobo
Un momento de la reunión de las comunidades del noroeste sobre la gestión del lobo. MARCIANO PÉREZ

Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria han acordado este miércoles en León poner en marcha un grupo de trabajo alternativo al compuesto por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para elaborar una estrategia nacional para la gestión del lobo por considerar que ha sido "un fracaso total".

"Que cuatro comunidades autónomas de diferentes colores políticos estén de acuerdo en que una orden ministerial no se ajusta a la realidad pone en evidencia un fracaso absoluto del Ministerio", ha criticado el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático del Gobierno de Cantabria, Antonio Javier Lucio.

Lucio ha estado acompañado en la rueda de prensa de presentación de este grupo de trabajo por sus homólogos en las comunidades de Castilla y León, José Ángel Arranz; Asturias, David Villar, y Galicia, Belén do Campo.

Arranz ha explicado que la creación de este grupo de trabajo alternativo llega después de que las cuatro comunidades autónomas hayan abandonado el grupo de trabajo puesto en marcha por el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico para elaborar una estrategia nacional para la gestión del lobo.

Esta decisión de no formar parte de ese grupo de trabajo se debe a "las irregularidades detectadas" en el mismo, principalmente teniendo en cuenta que "se ha ignorado y ninguneado" a las cuatro comunidades autónomas del noroeste de la península que son las que "gestionan el 98 por ciento de las poblaciones de lobo", ha señalado Arranz.

"Ha impuesto la elaboración de una estrategia para justificar un cambio en el estatus legal de la especie con una hoja de ruta inflexible que ha despreciado la experiencia y competencia en la gestión de Galicia, Castilla y León, Cantabria y Asturias", ha señalado la responsable de Galicia.

"Con este grupo alternativo se busca sacar adelante una estrategia que permita gestionar de una forma coherente las poblaciones del lobo ibérico", ha agregado Arranz.

Ha explicado que lo primero será elaborar un censo actualizado de la especie para saber "con qué población se cuenta" y, a partir de él, poner unos "cimientos sólidos" sobre los que edificar la estrategia que permita convivir al lobo con la ganadería extensiva y mantener su estado de conservación actual, que es "favorable".

En este punto el responsable de Cantabria, ha agregado que la especie "no tiene ningún problema de conservación" puesto que en los últimos años su población ha crecido un siete por ciento gracias a la gestión de esas cuatro comunidades, ha aplaudido.

"Es una especie que no tiene riesgo de conservación. Nosotros gestionamos lobos, no matamos lobos. El control de la especie forma parte de esa gestión", ha recalcado.

Los ganaderos trasladan de forma continua "que no quieren tener excesivos daños en sus explotaciones y poder realizar su actividad de una forma racional", ha agregado Arranz sobre este asunto.

Las cuatro comunidades comenzarán a trabajar desde hoy en esa estrategia alternativa que posteriormente se propondrá en conferencia sectorial "cuando llegue el caso de elevar un documento para ser aprobado".

Para ello, han pedido contar con el apoyo de otras comunidades autónomas.

Por su parte el director general de Medio Natural y Planificación Rural del Principado de Asturias, David Villar, ha recordado que las cuatro comunidades presentaron un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional contra la orden de inclusión del lobo como especie protegida.

Además, ha precisado que han solicitado como medida cautelar la suspensión de dicha orden, entre otros motivos "porque no hay una razón del estado de conservación de la especie, ni ninguna modificación en la normativa europea".

Comunidades del noroeste crean una estrategia propia para la gestión del lobo
Comentarios