jueves 19/5/22
Un cartel de la campaña en los soportales del consistorio. A. RODRIGUEZ

El Ayuntamiento de Santa María del Páramo ya ha repartido cerca de 1.000 bonos sociales y de apoyo al comercio en menos de un mes desde comenzase la campaña el 26 de agosto. Los bonos aún pueden retirarse de las oficinas municipales hasta el 30 de este mes de septiembre y podrán gastarse hasta en 30 noviembre.

Se trata de una campaña con la que el Ayuntamiento pretende tanto apoyar a las familias de la localidad como al comercio del municipio. Y es que los bonos deberán gastarse en cada uno de los cerca de cincuenta establecimientos adheridos (tiendas de todo tipo y locales hosteleros).

El procedimiento es muy sencillo. Por una parte se han sacado bonos individuales de 10 euros, de los que 5 son aportados por el Ayuntamiento. Por lo que el particular deberá pagar 5 euros. Y por otro, una tarjeta para familias en la que los dos miembros se encuentren en situación de desempleo o monoparentales en desempleo de un valor de 50 euros, de los que 25 los pone el consistorio. Los otros 25, cada familia. Tanto para poder acceder a los bonos como a las tarjetas familiares es necesario estar empadronado en Santa María del Páramo. Y, como se ha señalado, deberán gastarse en cada uno de los establecimientos locales asociados a la campaña.

Para esta iniciativa el Ayuntamiento reservó una partida de 34.000 euros, que se suman a otros 40.000 para la subvención ‘Reactiva el Páramo’ dedicada a autónomos y negocios del municipio que hubieran cerrado sus locales con motivo de la pandemia del Covid-19. Ambas se han sacado de la partida de fiestas y ferias, dado que no han podido celebrarse.

Apuesta municipal

Según señaló la alcaldesa, Alicia Gallego, «son una apuesta por las políticas sociales, que no sólo benefician a las familias, sino también al comercio local. Es decir, tienen ese doble objetivo».

Además la regidora recuerda que el consistorio también ha destinado las ayudas a la compra de material escolar.

En este sentido, Gallego aclara que son dos subvenciones independientes y compatibles y aconseja a los vecinos que se aprovechen de ambas y que no desaprovechen los bonos y tarjetas sociales para la adquisición de material escolar, en el caso de contar con ambas promociones. Para las ayudas escolares es necesario presentar la factura de compra. En cambio, los bonos y tarjetas sociales se canjean directamente en los establecimientos comerciales, aunque todos son necesario solicitarlos en las oficinas municipales.

El consistorio ya ha repartido cerca de 1.000 bonos sociales
Comentarios