martes. 05.07.2022

El servicio territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León informó el pasado 22 de febrero de la existencia de ciertos errores detectados en las bases provisionales en el proceso de concentración parcelaria de la zona regable del Anto de Villares-Presa de la Tierra, por lo que una vez subsandas, se ha aprobado un nuevo reglamente con el se abre un nuevo periodo de trámite de audiencia durante un mes para que sea revisado por los afectados.

La zona afectada por la concentración afecta a una superficie de 3.533 hectáreas de ocho municipios de la ribera del Órbigo (Villares de Órbigo, Villarejo de Órbigo, San Cristóbal de La Polantera, Santa María de La Isla, Soto de La Vega, Benavides de Órbigo, Santa Marina del Rey y Hospital de Órbigo), aportadas por 2.335 propietarios, en 9.758 parcelas, que van a ver como el tamaño medio de sus parcelas se duplicará pasando de las 0,4 hectáreas actuales a las fincas resultantes de la concentración que tendrán una extensión media de 0,8 hectáreas.

Inversión millonaria

Las obras que se van a llevar a cabo —con una inversión de 5.021.457 euros— consistirán en la mejora y/o adecuación de la red de caminos existentes y la construcción de nuevos caminos de acceso a fincas.

Se hará un nuevo trazado de la red de desagües y se limpiarán y ampliarán los existentes. Además, se realizarán las obras de fábrica necesarias como pasos, caños y salvacunetas.

Las concentraciones parcelarias también contribuyen a la mejora de la competitividad de las explotaciones agrarias con una disminución de un 44 % en las distancias recorridas entre la situación previa y posterior a la concentración y un ahorro de combustible, con una reducción de distancias.

La corrección de errores de la concentración de las 3.553 hectáreas, en trámite de...
Comentarios