viernes. 01.07.2022

Los grupos parlamentarios de las Cortes acordaron el pasado miércoles urgir a la Junta de Castilla y León a que agilice la tramitación de los expedientes de concentraciones parcelarias que estaban pendientes por el retraso en la entrega de las actas a sus propietarios, tal y como denunció el Procurador del Común.

El acuerdo se produjo en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de las Cortes de Castilla y León, donde el socialista Javier Campos ha defendido una proposición no de ley en este sentido y ha incorporado una enmienda del popular Óscar Reguera, para reconocer que en 2021 ya se produjo por el anterior Gobierno autonómico un avance en la resolución de estas resoluciones pendientes.

El representante de Vox José Antonio Palomo explicó que el compromiso actual de la Consejería, gestionada por Gerardo Dueñas (Vox), es el de que estos expedientes estén resueltos en su totalidad en el plazo máximo de 12 meses, aunque ha matizado que de los 171.000 títulos de concentración parcelaria que estaban pendientes en agosto de 2019 —el 63% atascados en dependencias de la Junta—, el 80 por ciento han sido ya resueltos en los casi tres años transcurridos desde entonces.

Estos datos, ratificados por el representante del PP, sirvieron a Reguera para puntualizar que la resolución de estos expedientes no son fruto «de los últimos meses», sino del trabajo en la anterior legislatura, con lo que ha respondido a la crítica lanzada por su interlocutor de Vox, quien ha dicho que el «mecanismo rápido» comprometido por el PP en anteriores ejercicios no había «sido tan rápido».

El portavoz del PP agradeció el reconocimiento explícito que ha hecho el representante socialista hacia los «importantes esfuerzos» de la Junta en materia de concentración parcelaria, aunque Campos (PSOE) ha apostillado que el Gobierno autonómico parece ahora el atleta que «está a punto de llegar a la cinta y desfallece».

Por su parte, el viceportavoz del Grupo Mixto, Francisco Igea (Cs) reconoció también el «esfuerzo» de la consejería dirigida en la anterior legislatura por Jesús Julio Carnero (PP) en materia de concentración parcelaria, aunque lamentó que aún existan las «lagunas y retrasos» denunciados por el Procurador del Común, institución a la que ha defendido de los ataques de Vox, al ironizar con que sigue centrado en las cosas importantes en lugar de luchar «contra el comunismo y el fanatismo climático».

En el caso del procurador de UPL José Ramón García, demandó que la Junta haga «todo lo necesario» para que se agilicen los trámites y se evite la «inseguridad jurídica» que sufren los propietarios de estas explotaciones.

Las Cortes instan a la Junta a agilizar las concentraciones parcelarias
Comentarios