martes 29/9/20

Las Cortes votan no a comprar los pozos María y Calderón

El PSOE proponía proyectos para relanzar la zona y crear un museo minero en sus terrenos

PP y Cs rechazaron ayer en las Cortes de Castilla y León una a Proposición no de Ley presentada por la procuradora socialista Nuria Rubio en la Comisión de Economía y Hacienda, para pedir a la Junta de Castilla y León la adquisición de los terrenos e infraestructuras de los pozos María y Calderón, ubicados en el municipio de Villablino y sacados varias veces a subasta por la empresa Coto Minero Cantábrico. La iniciativa socialista propone llevar a cabo varios proyectos a la vez que generasen empleo en la cuenca, fijasen población y reactivasen la economía de la zona.

«Primero, tener un terreno público para el asentamiento de nuevas empresas, cumpliendo así con uno de los objetivos del Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros y, segundo, poder crear un museo minero en las instalaciones ya que conservan en buen estado sus dos castilletes. Un museo que permitiría recordar y preservar nuestra cultura y nuestra historia, así como poner en valor nuestro patrimonio», argumentó Rubio, recordando que en Laciana no se posee ninguna infraestructura de carácter público que se pueda utilizar de este modo.

Durante su intervención, la procuradora del PSOE informó que el precio de salida de los pozos era de 150.000 euros cada instalación, una cifra fácil de negociar puesto que hasta el momento no habido interesados en la compra. «Hablamos de una inversión muy fácil de asumir por la Junta de Castilla y León y que posibilitaría un nuevo proyecto de futuro para esta comarca, que tanto lo merece y necesita», ha apostillado.

Los socialistas denuncian que a pesar de la pérdida de población que sufren las cuencas, una media doscientos habitantes por año, «el Partido Popular y Ciudadanos han rechazado la propuesta, encaminada a hacer frente a esta sangría poblacional, sumada a la falta de inversiones que hace que la comarca lacianiega esté en alto riesgo». Por eso apuntan que «nuestra responsabilidad es crear proyectos y acciones específicas que incentiven su crecimiento y generen nuevas oportunidades y empleo en esta zona leonesa, permitiendo así que se pueda fijar población nuevamente», declaró Rubio.

Ente rechazo ha provocado la indignación del alcalde de Villablino, Mario Rivas. El regidor socialista explicó que «la administración autonómica solo se acuerda de los municipios mineros en época electoralista y partidista dejando de lado las posibles alternativas de futuro con esta adquisición». Rivas recordó que incluso están «desoyendo lo que Laciana pidió hace un tiempo a través de una moción plenaria». Una moción que iba encaminada en este sentido y que fue apoyada por toda la corporación municipal.

Las Cortes votan no a comprar los pozos María y Calderón