lunes. 27.06.2022

La cosecha de cereal de secano en León cae un 31% por el calor y la falta de lluvias

El 27% de tierra de regadío atenúa la caída de los rendimientos, aunque no serán como la producción de 2021
undefined
La sequía y las olas de calor han arruinado la cosecha de muchos cultivos. MARCIANO PÉREZ

La cosecha de cereal de invierno en secano sufrirá esta campaña un descenso significativo del 31 por ciento de la producción, según los datos que se han barajado en la Comisión Provincial de Estadística agraria. La organización agraria Asaja analiza las estimaciones y asegura que la cosecha de (trigo, cebada, avena, centeno y triticale) se reducirá de forma considerable a pesar de haber aumentado la superficie de cultivo. Con previsión de revisión a la baja cuando haya datos más fiables de cosecha, se estima una producción de 324.987 toneladas, producidas en 107.389 hectáreas, de ellas el 27% en tierras de regadío.

Comparado con el año anterior, y con un 7% más de superficie, la producción se ha reducido un 11%. Dado que las siembras en regadío son el 27% de la superficie total, la caída de los rendimientos se atenúa, pero si se tienen en cuenta únicamente las siembras en secano, los rendimientos se reducen el 31% respecto a los del año 2021. En regadío se estima que los rendimientos serán también inferiores a los habituales, pero habrá que confirmarlo más adelante ya que el ciclo del cereal de regadío va más retrasado.

Si se compra con la media de los cinco años anteriores (2017-2021), la superficie de 2022 es casi un 3% superior y la producción un 6% inferior.

En los últimos seis años, en la provincia de León, ha habido una cosecha muy buena — la de 2018—, una muy mala —la de 2017—, dos buenas —2020 y 2021—, y dos malas —2019 y 2022—.

La pérdida de cosecha se ha debido a la sequía que ha sufrido el cultivo a lo largo de todo su ciclo, comenzando por los meses de invierno, pero sobre todo a las dos olas de calor sin precedentes para la época del año, y a la falta de precipitaciones, salvo alguna tormenta aislada, desde primeros de mayo hasta mediados de junio.

A nivel autonómico, Donaciano Dujo pronosticó una «mala» cosecha de cereal de secano en Castilla y León, ya que se recogerán 4,5 millones de toneladas, por debajo de la media de los últimos diez años y con unos costes de producción «inasumibles». Es una cifra muy por debajo de los 8,5 millones de toneladas recogidas en 2020 (un 47 % menos); los 7 de 2021 (un 36% menos) y un 30% por debajo de la media de los últimos diez años situada en 6,3 millones.

«Es urgente que la Consejería de Agricultura y el ministerio convoquen la mesa de la sequía» para habilitar ayudas de mínimo a fondo perdido, liquidez a través de préstamos, exenciones fiscales y de seguridad social y en definitiva que «se ayude al sector a poder sembrar el año que viene».

 

 

La cosecha de cereal de secano en León cae un 31% por el calor y la falta de lluvias
Comentarios