jueves. 11.08.2022
Saúl Blanco Álvarez, propietario del bar-restaurante Andén 25 en Barñuelas

«El covid nos ha hecho darnos cuenta de que se vive mejor en el pueblo»

RAMIRO

La incertidumbre asoló el 15 de marzo de 2020 al joven bembibrense de 27 años Saúl Blanco Álvarez cuando se vio forzado a posponer la apertura de un nuevo bar-resturante en Brañuelas dicho día. Tras mucho trabajo, la pandemia había cambiado sus planes y no fue hasta el 4 de junio cuando pudo abrir con garantías el restaurante ‘Andén 25’ —que debe su nombre porque está justo al lado de las vías del tren—.

«Desde marzo hasta junio que pude abrir fueron los meses que peor la pasé. No paraba de darle vueltas de cómo reaccionaría la gente porque pensaba que igual ya nadie querría ir a restaurante», asevera. No obstante, reconoce que «pese a todo lo que sufrí, desde que abrí y, a pesar de las restricciones, fue un éxito porque tuve una buena acogida por parte de todo el pueblo».

Una aventura de abrir un negocio en Brañuelas que tomó sin apenas haber pisado antes el pueblo, «pero cuando vi el edificio al lado del andén me encantó». Un negocio para el que ha realizado una gran inversión «que en verano ha funcionado muy bien e incluso organizamos conciertos, pero desde que no se puede estar en el interior hemos permanecido cerrados porque con el frío que hace aquí es imposible estar en una terraza», explica. «Espero que nos dejen abrir el interior cuanto antes porque ya van cinco meses sin ingresos», apunta Saúl Blanco, que concluye que «en parte es triste que el covid nos haya hecho darnos cuenta de que se vive mejor en el pueblo».

«El covid nos ha hecho darnos cuenta de que se vive mejor en el pueblo»
Comentarios