viernes 28/1/22

El sindicato CSIF, a través de un comunicado difundido ayer, se ha dirigido a la Junta de Castilla y León para debatir y acordar un servicio contra incendios forestales «integral, estable y cien por cien público», días después del incendio que ha arrasado más de 22.000 hectáreas en Ávila.

Debería estar debidamente «formado y dimensionado» para «consolidar el empleo del personal que desempeña estas peligrosas funciones», añade este sindicato de funcionarios para quien el actual «modelo flexible» de gestión «ha quedado en entredicho al necesitar en Ávila la ayuda de otras comunidades autónomas y del Estado».

«Es hora de potenciar a los bomberos forestales para que tengan su categoría profesional, pero no estamos viendo avances en la negociación», ha lamentado CSIF en su nota informativa.

Para esta organización, es necesaria una actualización del Plan Infocal (Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales en Castilla y León), con una adaptación total a las directrices básicas de planificación de Protección Civil de emergencia por incendios forestales.

Otra reivindicación es la de acabar con el empleo precario de tres o cuatro meses en temporada de riesgo, «especialmente en puestos de vigilantes, conductores de autobomba y peones punta de lanza, para trabajos con mucho riesgo, responsabilidad y peligro». «Es urgente la reposición de vehículos debidamente rotulados y señalizados que permitan llegar al jefe de extinción el primero con la máxima seguridad» y «se necesita un mínimo de agentes medioambientales, , ingenieros o conductores para dirigir la extinción con garantías y con apoyo», apunta CSIF.

CSIF exige un servicio «integral, público y estable» contra los incendios forestales
Comentarios