lunes. 27.06.2022

Un estudio realizado por Alberto Fernández Gil para la Universidad de Oviedo asegura en sus conclusiones que a más lobos muertos por los distintos controles poblacionales o por la caza se contabilizan más ataques al ganado.

Esto se explica por la estructura de las manadas, en la que cada individuo desempeña una función. Los machos adultos por lo general son los encargados de conseguir la comida para el resto de la manada entre las distintas especies salvajes. Precisamente esos lobos son los más afectados por los controles de población, por lo que en el momento en que son eliminados el resto de la manada se queda sin ese sustento alimenticio, por lo que se vuelve agresivo y ataca al ganado, que es una presa fácil.

El estudio de Fernández Gil, Comportamiento y conservación de grandes carnívoros en ambientes humanizados. Osos y Lobos en la Cordillera Cantábrica, asegura que «en el Parque Nacional de Picos de Europa se justifican los controles de población de la especie por la evolución de la población y por los daños al ganado». Dado que esos daños apenas alcanza el 0,7 por ciento de la cabaña ganadera, no quedaría suficientemente justificados los controles poblacionales por la amenaza que supone al sector pecuario.

Cuantos más lobos se matan más ataques se contabilizan
Comentarios