miércoles. 30.11.2022
Aspecto exterior de la iglesia de Pruneda en Rabanal de Luna
Por iniciativa popular y de la Asociación de Montaña de Babia y Luna se ha abierto una campaña para recaudar dinero que permita sufragar los gastos de reparación de la ermita de Pruneda, en Rabanal de Luna, que peligra ante la situación de declive que sufre este edificio. Centro de devoción que convoca a fieles de Luna y Babia, Pruneda, que se construyó en el Siglo XIV, y acumula un valor cultural de referencia incluso para el paso de cordeles de la trashumancia hacia los pastos de montaña, depende ahora de la generosidad de los vecinos de la comarca leonesa. Los promotores de la idea venden velones por tres euros y participaciones de lotería a cinco euros. Es toda la fuente de recaudación después de que las llamadas de atención de la asociación de Montaña de Babia y Luna a la Diputación de León, al Obispado, al Ayuntamiento de Sena y a la Obra Social de la caja España hayan quedado sin respuesta. Lo más próximo al compromiso fueron los 9.000 euros ofrecidos por el Ayuntamiento de Sena de Luna, que no llegaron a concretarse por la imposibilidad de demostrar que la propiedad de la ermita corresponde a la vecindad de Rabanal. Mientras llega el dinero, alrededor de 30.000 euros según el proyecto arquitectónico realizado, la ermita de Pruneda corre en contra del tiempo hacia otro invierno en el que le esperan más humedades, peligro de incremento de las grietas existentes o que una nevada fuerte hunda la techumbre. Rabanal de Luna, mientras, se define con la mano tendida y un «amigo, no pases de largo», implorando.

Cuestación popular para salvar de la ruina la ermita de Pruneda
Comentarios