miércoles 12/5/21
IMPULSO A LA ECONOMÍA DEL SUR DE LEÓN

Cultura estudia traer obras del Prado al Museo de la Fábrica de Harinas

El complejo, el mayor del sur de la provincia, tiene una inversión de 800.000 euros
Numeroso público acude a la inauguración de las instalaciones

El Ministerio de Cultura estudia llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Gordoncillo para exponer obras, incluso del Museo del Prado, en la recién restaurada Fábrica de Harinas, que se inauguró ayer.

Así lo confirmó el alcalde de la localidad, Urbano Seco, que se mostró exultante por haber hecho realidad uno de sus proyectos más importantes. «El director general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura tiene ya un dossier de cómo ha quedado el edificio rehabilitado y se ha comprometido a venir antes del 30 de agosto con la intención de que el Gobierno pueda traer obras aquí y entrar en algún circuito. Están en condiciones de traer incluso obras del Museo del Prado», informó Seco, quien añadió que «esto nos empuja a decir que es cierto, que merece la pena y con esa intención va a venir el responsable para iniciar los contactos a fin de establecer algún convenio de colaboración con el Ayuntamiento».

El regidor aseguró que la puesta de largo de las instalaciones «es un acicate cultural para la localidad y toda la comarca».

El complejo, se trata del mayor centro cultural del sur de la provincia de León. El complejo cuenta con 3.000 metros cuadrados divididos en tres edificios: la Fábrica de Harinas Marina Luz, la vivienda y la panera. Data del año 1944 y fue adquirida por el Ayuntamiento a la familia García Luengos en el año 2002. Ha sido cuidadosamente restaurada respetando su estilo original en el que predomina el tapial, el adobe y la madera, así como la teja árabe. La inversión ronda los 800.000 euros, «muy bien aprovechados», subrayó la periodista de DIARIO DE LEÓN Ana Gaitero, maestra de ceremonias del acto inaugural.

Hoy el complejo cuenta con un museo de la industria harinera que dispone de 16 máquinas originales dispuestas tal cual estaban en su momento de funcionamiento, así como los accesorios para la molienda. Se distribuye en tres plantas de unos 100 metros cada una. La vivienda, antigua casa de custodios, se ha rehabilitado y servirá para alojar a artistas o conferenciantes.

La vieja panera es un granero de unos 800 metros en dos plantas. En ella se ha construido un teatro para 300 espectadores sentados que será incluido en la Red de Teatros de Castilla y León. También una sala de exposiciones de 470 metros «en la que el Instituto Leonés de Cultura ya se ha interesado también», señaló Urbano Seco. De hecho, desde ayer la sala acoge a una macroexposición, organizada por el Instituto Leonés de Cultura, de 50 artistas y 26 poetas en la que hay dos obras que un día antes estaban en el Museo del Prado, una en el Guggenheim y otras dos en el Reina Sofía, reconoció el regidor, que apuntó que permanecerá abierta hasta el 30 de noviembre.

Cultura estudia traer obras del Prado al Museo de la Fábrica de Harinas
Comentarios