martes 17/5/22

La decisión de declarar a la codorniz especie en peligro de extinción, lo que prohibiría de inmediato su caza en toda España, ha quedado en tablas.

La propuesta para proteger esta emblemática especie, firmada por la asociación Ecologista Seo BirdLife, iba a ser debatida en el Comité de Flora y Fauna del Ministerio para la Transición ecológica y Reto Demográfico (Miteco) celebrado la semana pasada que finalmente aplazó la decisión tras acepta estudiar el informe presentado por Artemisan, fundación que promueve la actividad cinegética sostenible, en la que se defiende que la población es favorable, con un total de 3,2 millones de ejemplares en todo en territorio nacional. Esta cifra está muy lejos de los 225.000 que apuntaban los conservacionistas en la propuesta remitida al ministerio.

Pero lo cierto es que, a pesar de la férrea defensa que el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, hizo de la importante repercusión económica y social de la caza de la codorniz en Castilla y León, con la mayor población y número de capturas de esta especie, la población no está en la comunidad en las mejores condiciones.

En una carta dirigida a la ministra Teresa Ribera, el consejero castellano y leonés apunta que una decisión de esta envergadura «debe ser informada, consultada y tratada con las comunidades autónomas gestoras de la biodiversidad» y advierte de la repercusión económica y social de la caza de la codorniz en Castilla y León, con la mayor población y número de capturas de esta especie.

Asimismo, requiere a la ministra a que con esta propuesta sobre la codorniz no se repitan las formas empleadas con las comunidades autónomas respecto a la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Su declaración de peligro de extinción, a la espera de concretar su estado poblacional
Comentarios