viernes 3/12/21

Las defensas de los 16 encausados por el accidente (además de la empresa y la aseguradora) han presentado una batería de informes técnicos, topográficos, de ventilación y sobre los distintos aspectos que se cuestionan en el proceso; además de una auditoría de Audinor sobre el sistema preventivo y de seguridad. Informes realizados desde por el Laboratorio Madariaga a la Asociación para la Investigación y Desarrollo Industrial de Recursos Naturales; además de catedráticos especializados en explotación de minas y desprendimientos instantáneos de metano de León, Asturias y Madrid.

En ellos se concluye que, pese a las medidas de seguridad, procedimientos adoptados y formación y capacitación del personal el fenómeno era «de carácter imprevisible en cuanto a su magnitud y consecuencias».

En los informes periciales se descarta la rotura de la bóveda o de alguna de las estructuras de la galería, y se señala «un fenómeno gaseodinámico de invasión súbita imprevista y fuera de lo normal de metano». Que impidió que, pese a la experiencia de los trabajadores, tuviesen tiempo de colocarse los autorrescatadores para protegerse. Consideran así el accidente «imprevisible».

Añaden que en el taller de la explotación se cumplían las condiciones de seguridad exigidas por la normativa vigente, y que además la empresa había establecido «procedimientos e implantado actuaciones con el objetivo de cumplimentar cada una de las prescripciones detalladas» en el real decreto de disposiciones para proteger la seguridad en las actividades mineras. A la vez que cumplían con el resto de la normativa en seguridad minera.

La investigación de los expertos no detectó «la existencia de prescripciones reglamentarias que no hayan sido objeto de la correspondiente actuación», y que se cumplían; y que «los puestos de trabajo se encontraban en vigilancia permanente realizada por el vigilante de la explotación». Además los trabajadores implicados en el siniestro «disponían de la capacitación y experiencia necesarias para realizar las tareas asignadas».

Defensas: se cumplía la normativa y el escape era imprevisible
Comentarios