jueves 26/5/22
                      CHD organizó una jornada técnica para abordar el borrador del proximo plan hidrológico. DL
CHD organizó una jornada técnica para abordar el borrador del proximo plan hidrológico. DL

La Plataforma ‘+Chopo Sí’, colectivo formado por representantes de la industria maderera y titulares de explotaciones y terrenos de chopos, confía en poder llegar a un acuerdo acerca de la normativa sobre las bandas de protección en los cauces en las que, según plantea el borrador del nuevo Plan Hidrológico 2022-2027, se prohibirá la plantación de esta especie.

Tras la jornada técnica celebrada ayer en Valladolid por CHD con expertos en el ámbito forestal y fluvial y distintos representantes del sector del chopo, para seguir trabajando en el nuevo Borrador del Plan Hidrológico del Duero 2022-2027, la plataforma + ha asegurado que ha «desmontado con argumentos técnicos» el trabajo elaborado por el profesor Fernández Yuste para «justificar las bandas de reserva para la vegetación de ribera que defiende la CHD, al tiempo que ha reclamado que una decisión de este tipo «debería estar basada en informes que abarquen un carácter multidisciplinar, algo que no se ha producido».

Esta agrupación defiende que con bandas de protección de 5 y 10 metros al cauce de aguas bajas más la aplicación de buenas prácticas ambientales sería suficiente para preservar las riberas. Según apuntan, el informe presentado señala las bandas de protección de «30 metros», pero la Plataforma considera que el ejemplo se toma de «Canadá y Australia» y «no es aplicable» a la cuenca del Duero.

Bajo la premisa de la protección del ecosistema fluvial como principal infraestructura verde del territorio, el organismo de la cuenca afronta la nueva planificación hidrológica con una estrategia «clara» como es preservar un corredor ecológico natural en los ríos «capaces de minimizar los efectos de las inundaciones y recuperar la vegetación de ribera».

Y esto se tiene que compatibilizar con la plantación de chopos, un sector «con una importancia notable» en la economía de las zonas rurales.

De esta forma, frente a la prohibición de plantar en cauce recogida en el Plan Hidrológico vigente aprobado en 2016, la CHD levanta esa limitación y establece criterios comunes, junto a las Confederaciones Hidrográficas limítrofes del Ebro y Miño-Sil, que se incorporarán en los nuevos planes de cuenca.

Se levanta la prohibición actual permitiendo plantaciones sobre espacios que ya las tienen o que se transforman de suelos agrícolas a forestales. Deberá dejarse una franja de vegetación de ribera ajustada a cada tipología de cauce y características de la zona de cuenca en cuestión, levantando de esta forma la prohibición actual.

El organismo seguirá trabajando con el sector hasta el próximo 22 de diciembre, cuando finaliza el plazo de la consulta pública abierta del Borrador del nuevo Plan Hidrológico del Duero.

Una vez finalizado ese plazo, la Confederación analizará todas las alegaciones, en consonancia con las garantías de seguridad frente a inundaciones y las medioambientales.

Defienden la seguridad del chopo en los cauces de los ríos
Comentarios