lunes. 30.01.2023
La Ley de Consumidores y Usuarios recoge seis derechos básicos de los consumidores. Son, según el texto, el derecho a la protección de la salud y seguridad, el derecho a la protección de sus legítimos intereses económicos y sociales, el derecho a la indemnización y reparación de los daños y perjuicios, el derecho a la información y a la educación para el uso adecuado de los productos o servicios, el de la representación por asociaciones de consumidores y el derecho a la protección ante situaciones de inferioridad, subordinación o indefensión. Salud y seguridad. El primer derecho fundamental que tiene el usuario es el que se proteja su salud y seguridad. Para ello, la Ley establece un principio de carácter general: todo producto o servicio no debe entrañar riesgo alguno para la salud o seguridad del consumidor. En el largo proceso que va desde el fabricante hasta el consumidor pueden producirse circunstancias que motiven la aparición de un riesgo por lo que la ley obliga a informar al consumidor de la existencia de éstos, de sus consecuencias y cómo evitarlos. Los intereses económicos. Después de proteger la salud y seguridad física de la persona misma, el segundo de los derechos fundamentales del consumidor es que protejan sus intereses económicos y sociales, es decir ingresos, propiedades, ahorros, etcétera. Este derecho cuida del bolsillo del consumidor y de su economía domestica: que la publicidad, promociones y ofertas, las ventas con regalos o vales, los sorteos, las cláusulas de los contratos, las garantías de los productos y demás no engañen al usuario. Para ello, se ha de respetar no sólo la ley del consumidor, sino también las demás normas legales, civiles o mercantiles de comercio y las de autorización de cada producto o servicio. También se enmarca el derecho a la reparación del daño y de los perjuicios. Información. El derecho a la información es otro de los derechos de los consumidores por el que el usuario tiene derecho a saber o conocer suficientemente y de forma directa e inmediata las verdaderas características de los productos o servicios que le ofrecen. Para facilitar la reparación de los daños se concretó el derecho a que los consumidores se asocien para reclamar. El manual también prima a los que se han visto perjudicados y están en inferioridad, subordinación o indefensión respecto a los supuestos causantes del daño.

Los seis derechos básicos de todos los consumidores
Comentarios