miércoles 19/5/21
Asesinato machista en Mansilla de las Mulas

El detenido por el crimen tuvo una orden de alejamiento de una relación anterior

La condena expiró a finales de 2017 y se valoró que no suponía un riesgo por lo que no fue sometido a seguimiento

El joven J.C.G.D., detenido el pasado lunes como presunto auto del asesinato de su expareja, Paula M. en Mansilla de las Mulas, había sido condenado por un juzgado de León a una orden de alejamiento y comunicación a raíz de la denuncia presentada por otra mujer con la que había mantenido una relación anterior. Según confirmaron ayer fuentes de la Subdelegación del Gobierno en León, la orden de alejamiento dejó de estar vigente a finales de 2017. La denuncia, presentada en 2016, siguió su curso judicial hasta terminar en la citada condena. La víctima abandonó su residencia en León y ahora vive fuera de la provincia.

En este tipo de condenas, el procedimiento habitual es, una vez terminado el periodo de la condena, realizar una evaluación de riesgos sobre la posible reincidencia del condenado para valorar un seguimiento de su caso. En el de J.C.G.D., dicha evaluación concluyó que no existía riesgo de que volviera a cometer delitos relacionados con la violencia de género.

El presunto autor del crimen, de 28 años, residía en León y era conocido en los ambientes deportivos debido a su paso por varios equipos de fútbol. De hecho, actualmente formaba parte de la plantilla del Atlético Mansillés aunque hacía semanas que no se presentaba a los entrenamientos.

El detenido se encuentra desde el lunes por la noche en la cárcel de Villahierro, después de que el titular del juzgado de instrucción número 1 de León, en funciones de guardia, acordara su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza. Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el detenido, está siendo investigado por un delito de homicidio/asesinato.

El juzgado de instrucción número 1 se inhibirá y trasladará el caso al número 4, competente en violencia sobre la mujer. Las actuaciones han sido declaradas secretas.

De momento no han trascendido más detalles de la investigación, aunque sigue en pie la hipótesis de que el sospechoso irrumpió en el edificio de la calle Villa del Lil donde residía su expareja y tras romper la puerta del portal, forzó la de la vivienda de Paula M. Tras una fuerte discusión, la joven pudo recibir un fuerte golpe en la cabeza y posteriormente ser atacada con un arma blanca en la zona posterior del cuello.

El detenido por el crimen tuvo una orden de alejamiento de una relación anterior
Comentarios