martes 11/8/20
Sucesos

Detenido un hombre acusado de estrangular a su madre en La Silva

Él mismo llamó por teléfono a su padre y a la Guardia Civil para avisar de lo que había hecho
Varios agentes de la Guardia Civil en la entrada de la vivienda en la que se produjeron los hechos. L. DE LA MATA
Varios agentes de la Guardia Civil en la entrada de la vivienda en la que se produjeron los hechos. L. DE LA MATA

Un trágico suceso sacudió ayer el tranquilo pueblo de La Silva (Villagatón). Una mujer de 71 años, Sara A. N, falleció estrangulada por su propio hijo, de 45. Los hechos se produjeron alrededor de las 13.00 horas en la vivienda familiar a la que ambos había regresado desde Valladolid para pasar el verano. También residía con ellos el marido de la víctima y padre del presunto agresor, pero en el momento de los hechos no estaba presente. Se había desplazado hasta Bembibre, según algunos vecinos, y fue su propio hijo el que le llamó por teléfono para contarle lo que acababa de hacer. También por teléfono él mismo dio aviso a la Guardia Civil.

Fue la Guardia Civil de Bembibre la primera en recibir la llamada de alerta y también la encargada de dar aviso al Servicio de Emergencias Sanitarias 112. Cuando los agentes se personaron en la vivienda, el marido de la víctima les indicó donde se encontraba el cuerpo de la mujer. Pese a las maniobras de reanimación cadiopulmonar realizadas tanto por el cónyuge como por uno de los efectivos de la Guardia Civil, nada se pudo hacer por la vida de la víctima. En otra estancia de la casa se encontraba el supuesto autor de los hechos. Él mismo reconoció lo que había sucedido y fue detenido por un presunto delito de homicidio que la Guardia Civil investiga. De los motivos que pudieron llevar a este hijo a acabar así con la vida de su madre nada ha trascendido todavía.

Desde Valladolid

La madre y el hijo habían regresado al pueblo desde Valladolid hace poco más de una semana

Pasaban pocos minutos de la una y cuarto de la tarde cuando el 112 recibió la llamada de la Guardia Civil pidiendo auxilio para una mujer que había sido agredida por su hijo. En este momento, los agentes todavía estaban de camino hacia La Silva. Ellos llegaron antes que el equipo médico desplazado desde el centro de salud de Bembibre. También se movilizó un helicóptero medicalizado y una ambulancia de soporte vital básico. Medios que nada pudieron hacer, ya que el personal sanitario no pudo más que confirmar la muerte de la mujer. Alrededor de las 16.30 horas, se procedió al levantamiento del cadáver. Mientras, efectivos de la Guardia Civil se mantuvieron en la vivienda inspeccionándolo todo, tanto el interior de la misma, como el exterior y estancias anexas.

Casa precintada

La Guardia Civil ha precintado la vivienda para seguir con la investigación

La noticia corrió como la pólvora entre los pocos vecinos de este pueblo minero que ha visto mermada su población hasta una decena de personas en invierno. En los meses de verano, aumentan los vecinos que, como la familia involucrada en este trágico suceso, regresan para pasar la época estival. Sara A. N. convivía con su hijo en Valladolid, la misma ciudad en la que también reside un segundo hijo. El padre, por su parte, pasaba más tiempo en La Silva y todos se habían reunido hace unos diez días, según relataron los vecinos, todavía en shock por lo sucedido. Nadie se lo podía creer. «Aquí nos conocemos todos, somos casi todos familia y esto jamás lo hubiéramos pensado», aseguraron mientras contemplaban las labores de la Guardia Civil desde las proximidades de la vivienda en la que se produjo el estrangulamiento. En la puerta de la misma, la familia directa de la víctima y el presunto agresor trataba de asimilar los hechos entre un número importante de guardias civiles.

Detención inmediata

El presunto agresor se encontraba en la casa cuando llegó la Guardia Civil y reconoció lo hechos

Una vez realizadas las primeras pesquisas, habiendo levantado y trasladado el cadáver para la realización de la autopsia y con el presunto autor detenido, los agentes procedieron a precintar la entrada de la vivienda antes de abandonar el lugar.

La alcaldesa de Villagatón, Carolina López, también se desplazo hasta La Silva nada más tener conocimiento del suceso y abandonó el lugar a la vez que lo hizo el furgón con el cuerpo de la fallecida. Ella se erigió como portavoz de los vecinos para expresar oficialmente «el dolor y la conmoción» de todos y ofrecer a la familia la ayuda que pueda necesitar en un momento tan delicado. Ella misma explicó que se trata de una familia muy conocida, como todas en un municipio pequeño, y que nunca antes había tenido conocimiento de algún problema que pudiera acabar en un desenlace como el de ayer.

Se da la circunstancia de que la casa se encuentra ubicada junto al único bar de la localidad, que se convirtió en punto de encuentro para los vecinos a medida que se fueron enterando de lo que había sucedido. Entre ellos imperaba el silencio, nadie podía expresar lo que estaba sintiendo, pero las miradas lo decían todo.

La Guardia Civil ha remitido las diligencias de la investigación al juzgado de instrucción de guardia de Ponferrada, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Detenido un hombre acusado de estrangular a su madre en La Silva