domingo 25.08.2019
Astorga

Dos detenidos por presunto tráfico de estupefacientes y estafa eléctrica

Los policías encontraron armas, dinero y droga en el registro de un domicilio. C.P.N.
Los policías encontraron armas, dinero y droga en el registro de un domicilio. C.P.N.

La colaboración entre los miembros de las policías del Ayuntamiento de Astorga y de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía dieron lugar a la detención de dos varones, de 48 y 25 años —tío y sobrino, respectivamente—, por la presunta comisión de los delitos de tráfico de sustancias estupefacientes y defraudación del fluido eléctrico, según informó ayer la Subdelegación del Gobierno en León en una nota de prensa.

 

La operación se inició gracias a una intervención de los agentes de la Policía Local. Tras conocer que un vehículo realizaba derrapes en una zona de la ciudad acudieron hasta el lugar de los hechos donde el arrestado de mayor edad realizaba las arriesgadas maniobras con el coche.

 

Los agentes identificaron al conductor y registraron el interior del vehículo, en el que encontraron «una variedad de sustancia estupefacientes». Ante la posibilidad de que estas pudieran destinarse al tráfico de drogas, ya que en la zona en la que actuaron la presencia de consumidores es habitual, los policías trasladaron al conductor en calidad de detenido a las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía en la capital maragata.

 

REGISTRO DOMICILIARIO

 

La Policía Nacional se hizo cargo del caso, continuando una investigación para la que solicitó al Juzgado de Instrucción número 2 de Astorga una autorización para entrar y registrar el domicilio del detenido. Una vez en la vivienda, los agentes procedieron al arresto del sobrino del primer detenido tras localizar quince plantas de marihuana, tres tabletas de hachís, varios recipientes que contenían cogollos de cannabis, bolsas monodosis para la venta, básculas de precisión y una pistola de aire comprimido, junto con una carabina de perdigones y 510 euros en efectivo.

 

La vivienda disponía de una instalación ilegal de suministro eléctrico, que estaba enganchada a la red eléctrica exterior. El comunicado de la Subdelegación del Gobierno no aclara si se trata de un enganche con el fin de obtener suministro eléctrico sin tener que hacer frente a su coste o si bien la conexión ilegal tenía como objetivo alimentar los equipos de iluminación y ventilación necesarios para el cultivo de cannabis en el interior del domicilio registrado por los agentes de policía.

 

Según la nota de prensa, el fraude repercutía directamente en los clientes de la red eléctrica, que percibían el notable incremento del gasto eléctrico en su factura al tener que hacer frente a los consumos defraudados por los detenidos.

 

Los arrestados se encuentran en situación judicial de investigados por un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes y por otro de defraudación de fluido eléctrico. Ambos han pasado ya a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Astorga.

Dos detenidos por presunto tráfico de estupefacientes y estafa eléctrica