lunes 24/1/22

El consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, apunta que la nueva Política Agrícola Común (PAC) ofrece a los estados miembro «muchísima autonomía» a la hora de «definir el conjunto de acciones y prioridades» y, en este proceso de negociación para el plan estratégico nacional, ha asegurado que la Administración autonómica está negociando «con uñas y dientes» los intereses de los agricultores y ganaderos de la Comunidad.

Ha insistido en que desde la Junta se defiende que «se tenga en cuenta al agricultor y al ganadero profesional».

«Con uñas y dientes por nuestros agricultores»