domingo 25/10/20

La Diócesis destina el 49,1% del gasto a mantener edificios

alejandro rodríguez | astorga


Con motivo del Día de la Iglesia Diocesana que se celebra este domingo, el Obispado de Astorga hizo ejercicio de transparencia y dio ayer a conocer el estado del presupuesto correspondiente a 2018. Unas cifras en las que los ingresos fueron los mismos que los gastos: 7,5 millones de euros.


Unas cuentas que fueron desgranadas por el ecónomo de la Diócesis, Celestino Mielgo, que explicó que el 46,30% (3,4 millones de euros) de los ingresos provienen de la asignación tributaria, es decir, de las personas que marcan la ‘x’ en la declaración de la renta. Unos ingresos en este apartado que han disminuido en la Diócesis de Astorga porque al ser menos población y tener menos curas le corresponde una menor cuantía que a otras diócesis más pobladas.


La otra gran fuente de ingresos proviene otros ingresos corrientes, un 21,54% del total (1,6 millones de euros) proceden de subvenciones de las instituciones de las tres provincias (León, Zamora y Orense) que conforman la diócesis. Las aportaciones de los fieles, un 14,97% del total (1,1 millones de euros) es la otra gran fuente de ingresos.


Por otro lado, casi la mitad de los gastos, el 49,10% (3,6 millones de euros) fueron destinados para la conservación de edificios y gastos de funcionamiento; mientras que 1,9 millones de euros fueron para acciones pastorales y asistenciales y 1,4 millones de euros para la retribución del clero.


Pese a estos datos, Mielgo destacó que «lo más importante de la diócesis son las personas. Queremos visibilizar que somos una gran familia aunque cada vez sea más reducida por el efecto de la despoblación».

La Diócesis destina el 49,1% del gasto a mantener edificios