sábado 24/10/20
Camino de Santiago

La Diputación culmina el plan para mantener la Ruta Jacobea

La experiencia piloto ha implicado a 16 operarios en dos meses
Una de las trabajadoras que ha recorrido los tramos del Camino de Santiago en León. DL

Los 16 trabajadores contratados por los ayuntamientos del Camino de Santiago Francés con la subvención de la Diputación de León han completado los dos meses de trabajos de mantenimiento, vigilancia y control de la Ruta Jacobea a su paso por la provincia, según informó ayer la institución provincial en un comunicado en el que añade que se trata de una experiencia piloto que concluye «con un balance satisfactorio y con la previsión de darle continuidad el próximo año ampliando incluso los meses de contratación». En este sentido, la Diputación recuerda que 2021 será Año Santo Compostelano, «momento en el que el aumento de peregrinos será muy importante».

Según la información remitida desde los distintos municipios al área de Turismo de la Diputación que encabeza el diputado Nicanor Sen, estos operarios han desarrollado principalmente labores de limpieza, desbroces, podas, drenajes de charcos, retiradas de ramas y piedras, pequeñas reparaciones y vigilancia.

Asimismo, han realizado asistencia a los peregrinos, que han demandado, sobre todo, información sobre los albergues que se encontraban abiertos a lo largo de la ruta.

Por su parte, los ayuntamientos, a través de la página de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago, han facilitado a los trabajadores la información actualizada para poder atender las solicitudes de los caminantes.

«Su labor les ha permitido conocer de primera mano las necesidades de la ruta para ser trasladadas a las administraciones competentes», recalca la Diputación, que ha consignado una partida de 116.000 euros para la financiación de este proyecto «que se proponía ayudar a la treintena de municipios de menos de 20.000 habitantes por los que discurre la ruta a mantener, adecuar y mejorar la vía con la finalidad de aumentar la confortabilidad de la misma y la seguridad».

Esta inversión se destinaba a subvencionar la contratación de personal para la vigilancia, acondicionamiento y denuncia de posibles incidencias e incidentes que pudieran surgir durante el recorrido, así como la adquisición de elementos de movilidad que permitieran al personal transitar por el Camino.

De este modo, atendiendo a la diferente orografía y estado del Camino se realizó una división en 16 tramos, por lo que algunas de estas agrupaciones kilométricas han implicado a varios municipios, que se han aliado a través de convenios para formalizar la contratación de un trabajador para todo el tramo. Los 16 operarios comenzaron a prestar servicio en agosto y la subvención de la Institución provincial ha financiado al 100% la contratación por parte de los ayuntamientos.

Movilidad eléctrica

La Diputación también ha financiado el 90% del coste de adquisición de una bicicleta —eléctrica o tradicional— (con un máximo de 2.000 euros) con la que los operarios se han movido por la ruta de una forma respetuosa con el entorno y sin molestar ni interrumpir a los peregrinos.

El Camino de Santiago constituye el principal eje turístico de la provincia de León y uno de sus más importantes recursos tanto por extensión como por municipios afectados (33), por proyección nacional e internacional y por estar declarado Patrimonio Mundial.

La Diputación culmina el plan para mantener la Ruta Jacobea