martes. 06.12.2022
La intervención incluye nuevos puentes y accesos, o el arreglo de las travesías de varias localidades

La Diputación eliminará este año puntos negros en la Carneros-Magaz

La Diputación provincial realizará entre este año y el próximo diversas actuaciones tendentes a reducir la peligrosidad de la carretera entre C
Los trabajos fueron adjudicados a Construcciones Sindo Castro, y serán financiados en su totalidad por la administración provincial en su programa de mantenimiento de insfraestructuras viarias de su propiedad, confirmó Llamas. Los trabajos incluirán la demolición del puente primigenio y su sustitución por otro más ancho que cuente con un paso peatonal, lo que evitará «el estrechamiento que se produce a la entrada del pueblo, que aumenta la peligrosidad de la carretera si coinciden dos coches y más aún si se une un peatón, ya que es la única zona de paso que comunica los dos barrios de la localidad», dijo Llamas. El alcalde, que calculó que las obras quedarán terminadas en un mes, añadió que «el Ayuntamiento adquirió parte de un solar para facilitar el ensanchamiento del puente y de la calzada, que se renovará», dijo. Nuevo acceso a Brimeda La intervención en la citada carretera contempla también la creación de un acceso menos peligroso que el actual en Brimeda, cuyo proyecto ya está en realización por parte de la Diputación, indicó Llamas. Así se espera eliminar una curva muy marcada y un entronque complicado en una zona de paseo peatonal y de circulación también de vehículos agrícolas, dijo el alcalde. Éste calculó que los trabajos se ejecutarán en este ejercicio y el próximo, también con financiación completa de la administración provincial. En este mismo caso se encuentra otra curva a unos 200 metros de la anterior, en la cuesta de La Peña o de la Forti, muy cerrada y estrecha, y con nula visibilidad, explicó Llamas, y para la que la Diputación también realiza el proyecto de mejora que financiará al cien por cien, en su programa de mantenimiento de infraestructuras viarias. Finalmente, la misma administración asumirá este año con cargo al plan de adecuación de travesías la mejora de las de Otero de Escarpizo, por 12.020 euros, y Brimeda, por 9.015, que se adjudicarán en breve, precisó el alcalde. En ambas localidades el Ayuntamiento, con cofinanciación de Junta y Diputación, realizó ya el encintado de aceras para aumentar la anchura de la calzada, que será pavimentada con fondos provinciales, para reducir la peligrosidad de ambos viales. Mientras tanto, el Ayuntamiento sigue reivindicando a la Diputación la mejora del firme de la carretera entre Carneros y Magaz en su totalidad. Llamas confirmó que existe el compromiso de someterla a un bacheo y adecuación importantes, pero que no consideró suficientes dado su mal estado, por lo que emplazó a un contacto pendiente en este sentido con el diputado de área, Evelio Castaño.

La Diputación eliminará este año puntos negros en la Carneros-Magaz
Comentarios