domingo 05.07.2020
Carreteras

La Diputación impulsa las obras «urgentes» en 13 viales de riesgo

Levanta la suspensión de la tramitación porque considera un riesgo que se circule por ellas
La red provincial de carreteras consta de más de 3.000 kilómetros de vías. CAMPOS
La red provincial de carreteras consta de más de 3.000 kilómetros de vías. CAMPOS

La Diputación de León ha impulsado la tramitación de las obras para la reparación de varios tramos de carreteras de su titularidad que se encuentran en un avanzado estado de deterioro y cuya reparación considera «urgente» para no poner en riesgo a quienes circulan por ellas. Para ello, la Junta de Gobierno de la institución provincial ha aprobado levantar la suspensión operada en el procedimiento de contratación de los servicios de dirección de obra y coordinación de seguridad y salud de los lotes, activa por el Real Decreto 463/2020, de 14 d e marzo, por el que se declara el estado de alarma.

Las vías con el firme más deteriorado están en Tierra de Campos y en la Montaña Central

La Diputación considera que la ejecución de estas obras es «muy urgente» y su inicio no debe dilatarse «más tiempo del imprescindible para el cumplimiento de los trámites precisos para su adjudicación» y comienzo de la prestación del. Se trata, segura que poder comenzar la ejecución de las obras «con toda urgencia para poder garantizar el adecuado funcionamiento básico de un servicio público esencial que es el dar servicio de acceso por carretera a las localidades afectadas». El acta de aprobación de la suspensión también recoge que actuar en dichas vías es un «requisito indispensable» para garantizar el funcionamiento de otros servicios como es el transporte de mercancías. La Diputacion considera que la circulacion de este tipo de transporte «puede llegar a estar en riesgo de no ejecutarse con prontitud las obras de reparación precisas». De hecho, asegura que el mal estado del firme de las carreteras es tal en algunos tramos, «que de no actuarse con urgencia puede dar lugar que se haga necesario poner restricciones a la circulación en algún tramo o, incluso, a cortar la carretera afectada al tráfico».

Las carreteras más deterioradas se encuentran en las comarcas de Tierra de Campos y la Montaña Central. En estos casos, la situación del firme está en tan mal estado que se pone en peligro la seguridad de los conductores. Además, la institución provincial también ha incluido en los proyectos obras que consisten en la estabilización de taludes inestables «que afectan grandemente a la seguridad vial ya que se producen frecuentes desprendimientos de piedras y rocas». En estos lotes se incluyen además otras carreteras donde se prevé instalar barrera de seguridad en tramos donde resulta muy urgente para evitar el riesgo ante la salida de vehículos de la vía, según remarca la Diputación.

La Diputación impulsa las obras «urgentes» en 13 viales de riesgo