sábado 15/8/20
Línea de subvenciones

La Diputación lanza ayudas para el patrimonio minero de los pueblos

Un jurado seleccionará los mejores proyectos presentados por los ayuntamientos
El lavadero de Villablino, en una imagen de archivo. DL
El lavadero de Villablino, en una imagen de archivo. DL

La Diputación de León se implicará por primera vez en la puesta en valor del patrimonio minero a través de una novedosa línea de subvenciones consignada en los presupuestos provinciales de este ejercicio y a la que podrán acceder los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. Se trata de acometer obras de recuperación en edificios en instalaciones singulares de patrimonio industrial de la minería del carbón, destinados a la extracción del mineral, su transporte o su quema, según se especifica en las bases de la convocatoria publicada la semana pasada en el Boletín Oficial de la Provincia. Para acceder a la subvención el Ayuntamiento deberá ser titular de bienes inmuebles característicos de la arquitectura industrial del carbón de la provincia. En este este sentido, la orden, firmada con el diputado para la Transición Ecológica, Alider Presa, especifica que los ayuntamientos también podrán destinar la subvención a la restauración de inmuebles que sean propiedad de las juntas vecinales de las localidades del término municipal, «siempre y cuando exista acuerdo expreso entre ambas entidades locales para la realización de las mencionadas obras», para lo que deberán firmar un convenio.

El diputado responsable del área, también alcalde de Igüeña, afirmó que tener «mucha esperanza» en esta nueva línea de subvenciones que, aseveró, «espero que sea bien recibida» por los ayuntamientos.

Buena acogida

El diputado Alider Presa espera que la idea tenga buena acogida entre los municipios mineros

Con esta ayuda a los municipios mineros para que puedan consevar su patrimonio «se intenta buscar nuevas alternativas, y esto ayudará a llevar a cabo alguna actuación», aunque reconoceque la cuantía no es muy elevada, ya que el presupuesto con el que se cuenta es de 40.000 euros «no es una solución definitiva, sino una ayuda, y espero que funcione bien».

La medida, que deja fuera expresamente a aquellos bienes del patrimonio minero que han sido declarados Bien de Interés Cultural o tienen en marcha un expediente para conseguir la declaración.

Al tratarse de una ayuda en régimen de concurrencia competitiva, sólo accederán a ella los ayuntamientos cuyo proyecto convenza a la Diputación. De hecho, la institución provincial tiene previsto convocar a un jurado, que será el que seleccionará los proyectos. En caso de que alguna de las categorías quede desierta, entre sus funciones del jurado estará la de asignar dicha partida a uno de los proyectos de otra categoría.

Además, las bases estipulan una serie de puntos en función del tipo de bien que se quiera arreglar, primando a aquellas construciones «más antiguas, excepcionales y en vías de desaparición». También se valorará la gravedad de las patologías que presenta el bien, así como su destino. En este sentido, recibirá mayor puntuación aquel bien de utilidad pública que cumpla, simultáneamente, fines sociales y servicios didácticos.

La Diputación lanza ayudas para el patrimonio minero de los pueblos