viernes. 27.01.2023

Una discusión por cuestiones de tráfico entre personas que tenían mala relación terminará con un juicio en la Audiencia por tentativa de homicidio.

Según el fiscal, sobre las 18.40 horas del día 25 de julio de 2018, el primer procesado circulaba con una furgoneta, cuando se percató de que en un grupo de cuatro ciclistas se encontraba el otro procesado, con quién tenía una mala relación con mutuas denuncias previas por amenazas, comenzando por ello a circular detrás, en paralelo y muy pegado a ellos.

Dos de los ciclistas tomaron la salida por una confusión, dieron otra vuelta a la rotonda siendo seguidos por la furgoneta hasta que los adelantó y tuvieron que salirse hacia un camino de tierra para no ser atropellados.

Una vez retomaron la marcha, el procesado que continuaba a 500 metros aproximadamente de los ciclistas, dio la vuelta en un camino, y circulando en sentido contrario por el carril por donde lo hacían los ciclistas, se dirigió directamente con la furgoneta hacia el acusado con intención de atropellarle, lo que no logró al poder saltar de la bicicleta

A su paso, la furgoneta golpeó en el pecho y en el brazo al segundo acusado y arrastró su bicicleta, pasando por encima de la del otro ocasionando desperfectos tasados pericialmente en 684 euros y por importe de 2.570 euros en la otra.

En el momento en el que la furgoneta se dirigía en sentido contrario de la circulación hacia el herido éste, con intención de menoscabar la propiedad ajena, le lanzó una piedra que impactó contra la luna, ocasionando desperfectos, y penetró en el interior del vehículo.

Intento de separarles

Después de arrollar las bicicletas, el conductor se bajó del vehículo y portando en la mano la piedra que el ciclista había arrojado a la furgoneta, se dirigió hacia éste, recriminándole que la piedra casi alcanza a su hijo que iba en la furgoneta, y tras decirle «hijo de puta, te voy a matar» comenzó a golpearle en repetidas ocasiones en la cabeza encima del casco que llevaba puesto, empezando un forcejeo en el que se agredieron mutuamente con golpes y puñetazos.

Durante la discusión, otra persona intentaba separarlos junto a un vecino que se aproximó portando un azadón que uno de ellos intentó coger para, según gritaba, picarlo en trozos y matarlo.

Para el conductor de la furgoneta se proponen tres años de prisión por homicidio en tentativa y tres meses de multa a razón de ocho euros diarios (720 euros) por lesiones.

Una discusión acaba en juicio por tentativa de homicidio
Comentarios