viernes 10.07.2020
Enología

La DO León certifica dos millones de botellas en 2019, un 15% más que en 2018

Los vinos blancos de la variedad Albarín ganan mercado en una añada calificada de excelente
Imagen de una copa de vino rosado de Prieto Picudo de la Denominación de Origen León.YEZRAEL PÉREZ
Imagen de una copa de vino rosado de Prieto Picudo de la Denominación de Origen León.YEZRAEL PÉREZ

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen León certificó a lo largo del año 2019 un total de 2.062.603 botellas de vino, lo que supone un incremento del 15,4% respecto al año anterior en el que la cifra se situó en 1.787.391, acercándose a las 2.303.616 tirillas emitidas en 2017.

Según señalan desde la DO, «los severos daños causados por las catastróficas heladas de abril de 2017, que fueron la causa de la pérdida de un 70% de la producción ese año con poco más de 1,7 millones de kilos de uva recogida, siguen condicionando los rendimientos de las cepas que fueron capaces de producir 3,7 millones de kilos en la vendimia de 2018 y 3,5 millones en 2019, a la espera de que a partir de este año 2020 puedan volver a superarse los cuatro millones de kilos».

Pese a estas condiciones excepcionales, aseguran desde el Consejo Regulador, es especialmente llamativo el comportamiento de los vinos blancos (248.106 botellas) que prácticamente mantienen la cifra de 2018 (260.837) y aumentan de manera importante sobre la de 2017 (233.100). «Eso es debido, sobre todo, al éxito comercial de los elaborados con la variedad de uva autóctona Albarín (157.166 botellas frente a las 138.132 de 2017), de la que el Consejo Regulador apenas tiene adheridas y en producción 73 hectáreas de viñedo», afirman.

Por su parte, los rosados de una añada calificada como excelente y que tradicionalmente suponen casi el 70% del total de las ventas se recuperan de la pérdida de presencia comercial en 2018 (1.046.931 botellas) por la exigua cosecha de 2017 para llevar al mercado 1.307.253 botellas.

Se incrementa también el número de certificaciones para los vinos tintos (507.244 botellas sobre las 479.623 de 2018), aunque siguen estando todavía por debajo de la cifra récord alcanzada en 2017 (642.678).

Para el Consejo Regulador y las cuarenta bodegas adscritas a la Denominación de Origen León, «el 2019 fue un año de intensísima labor promocional y, sobre todo, será recordado por los números e importantes premios y reconocimientos alcanzados por sus vinos en los grandes concursos internacionales y por parte de la crítica especializada».

Con las cifras de botellas certificadas en el recién terminado año 2019, la Denominación de Origen León se va recuperando poco a poco del desastre sufrido por las viñas en el 2017, cuando las heladas de abril redujeron casi un 70% la producción de uva.

La DO León certifica dos millones de botellas en 2019, un 15% más que en 2018