martes 17/5/22

El presidente de Asaja de Castilla y León, Donaciano Dujo, destacó ayer que hay un «tema esencial y político» respecto a quién cobra la PAC en el que acuso al Ministerio de no haber escuchado al sector para añadir que se ha empeorado lo que había, «porque ha preferido atender al granero de votos mayor, que es el de la agricultura a tiempo parcial y de otros muchos que cobran PAC sin estar realmente en el sector».

Durante una jornada de formación de responsables del equipo técnico de Asaja, ayer en Valladolid, Dujo aseveró que el criterio del ministerio, «ideológico, pero no agrario» supone que en la práctica casi cualquiera puede acceder a las ayudas, a lo que añade que se verán beneficiados además por un pago redistributivo que resta fondos a las explotaciones de los profesionales.

Para el presidente de Asaja en Castilla y León, se trata de «la peor PAC» conocida ya que contará con menos presupuesto y con más limitaciones y obligaciones, «especialmente para el profesional, al que se penaliza directamente». Además, consideró que la percepción de las ayudas estará supeditada a «múltiples y, a veces, contradictorios requisitos», que condicionarán tanto el pago base (con una condicionalidad reforzada), como el cumplimiento de los ecoesquemas, que incrementarán las tareas burocráticas de cada explotación.

«El agricultor y el ganadero podemos hacer todo perfectamente y aún así cualquier fallo en el registro de nuestras actividades puede suponer problemas, por lo que más que nunca vamos a necesitar el asesoramiento de nuestro equipo técnico, que no falla porque está especializado en lo nuestro», manifestó Dujo, quien recordó que en el primer semestre se gestará el documento que definitivamente eleve España para ser supervisado y aprobado en Bruselas, normativa que, una vez desarrollada, entrará en vigor en enero de 2023.

«Asaja seguirá vigilante, proponiendo y reivindicando mejoras para los agricultores y ganaderos y a la vez nuestro equipo técnico estará asesorando a cada socio para pueda adaptar su explotación de la forma menos gravosa posible», concluyó Dujo.

Dujo: «El criterio del ministerio ha sido ideológico, no agrario»