jueves. 08.12.2022

Ecologistas en Acción denunció al Seprona el vertido de agua contaminada de carbón procedente del cielo abierto de Santa Lucía de Gordón al río Bernesga a su paso por La Robla, ante lo que solicitó que se investiguen los hechos «por ser constitutivos de presuntos delitos contra la naturaleza y el medio ambiente».

Según explicaron desde la formación ecologista, el vertido de estas aguas había pasado desapercibido «hasta que las fuertes lluvias de los últimos días lo han convertido en una riada negra que ha provocado graves inundaciones en La Robla», con aguas «residuales sin decantar, contaminadas con lodos, carbón y piedras».

Esta «riada negra» procede de la explotación a cielo abierto Corta Pastora y minas de interior, antes propiedad de la extinta Hullera Vasco Leonesa y ahora en manos del Administrador Concursal que, hace unos meses, como apuntaron desde EA «construyó una zanja para evacuar las aguas residuales de las minas a través del túnel, de unos seis kilómetros, que comunica la explotación en Santa Lucía con el lavadero de carbón de La Robla», de manera que «al desbordarse el lavadero, las aguas alcanzaron el arroyo de Alcedo, el río Bernesga y el núcleo urbano de La Robla, anegando calles y locales, con el consiguiente perjuicio para los vecinos de esta localidad».

No obstante, los ecologistas criticaron que «las inundaciones se están haciendo pasar por inevitables, presentándolas a la opinión pública como una catástrofe natural provocada por la climatología adversa».

Sin embargo, consideraron desde Ecologistas en Acción que «por motivos exclusivamente económicos, el Administrador Concursal ha dejado de usar el sistema de balsas de decantación de la Hullera», ahorrándose así «el coste del bombeo tanto más elevado cuanto mayor sea el volumen de precipitaciones», siempre con «el consentimiento de las autoridades de la Junta de Castilla y León y el silencio de la CHD.

EA denuncia al Seprona la «riada negra» de HVL que acabó en el río
Comentarios