domingo 22/5/22

Ecologistas en Acción ha pedido que se depuren todas las responsabilidades por la muerte de una osa durante una cacería en la Reserva Regional de Caza del Parque Natural de la Montaña Palentina, tanto del cazador como de quienes autorizaron la batida y tenían que controlar su desarrollo.

El Juzgado de Cervera de Pisuerga instruye las diligencias para aclarar la muerte de una osa, a causa de un disparo durante una cacería de jabalíes autorizada en el Parque Natural el pasado 29 de noviembre de 2020, en el término municipal de Ventanilla (Palencia).

A la vista de las diligencias, Ecologistas en Acción ha afirmado en un comunicado que queda demostrado que los protocolos de la Junta de Castilla y León "funcionaron perfectamente", ya que se avisó de la presencia de osos en la zona, y que "lo que no funcionó fue la toma de decisiones y la aplicación de esos protocolos".

Ecologistas en Acción ha explicado que tras la declaración, en sede judicial, de la directora de la Reserva Regional de Caza y del director del Parque Natural, se van aclarando las circunstancias de los hechos ocurridos en noviembre de 2020, cuando una hembra de oso pardo fue muerta por disparos en el transcurso de una cacería de jabalí colectiva y autorizada.

Por un lado, según la organización ecologista, el director de Parque Natural tenía conocimiento de que la osa estaba a escasos metros de donde iba a celebrarse la cacería y no hizo nada al respecto.

Por otra parte, la directora de la Reserva Regional de Caza conocía la presencia de osos y osas con crías desde el 25 de octubre, fecha en la que se le envió un informe al respecto, y a pesar de la abundancia de alimentación (hayucos) que fijaban a los osos en la zona, tampoco hizo nada.

Después de estas declaraciones, Ecologistas en Acción considera que tanto el director del Parque Natural como la directora de la Reserva Regional de Caza "tendrían que ser investigados".

Aun así, ambos insisten en la responsabilidad de los celadores por cazar en esa zona, cuando es público que se caza donde quieren los cazadores, en lugar de en zonas previamente autorizadas y marcadas por ambos directores, señala la organización.

Ecologistas en Acción considera que las sucesivas declaraciones y los informes van dejando cada vez más claro que no solo es responsabilidad del cazador por disparar, cosa que acreditan los informes de balística y la confirmación del Centro de Recuperación de Burgos, que certifica la muerte por disparo.

También "hay más responsabilidad en todos aquellos que participaron en la autorización y control de las cacerías", afirman.

Ecologistas ve muchas responsabilidades en el disparo a una osa en una cacería
Comentarios