lunes 16/5/22
Polémica

La edil de Soto y Amío dice que pidió la licencia a la empresa y nunca llegó

Ana Arias no recuerda el mes en el que se reclamó la documentación a Saavedra Power
                      Imagen de la cantera en Villaceid. FERNANDO OTERO
Imagen de la cantera en Villaceid. FERNANDO OTERO

«Les di una semana de plazo para que me presentaran las licencias que tenían, pero no las enviaron». La alcaldesa de Soto y Amío, Ana Arias, ha asegurado a Diario de León que ella nunca ha visto a la empresa Saavedra Power realizar trabajos en las areneras que se encuentran en su municipio: La Cerca y Ferreras. Admite que en una ocasión, fue advertida por «unos vecinos» de que había máquinas trabajando en una de las balsas. «De inmediato, se exigió a la empresa que presentara en el Ayuntamiento las licencias que obraran en su poder para poder explotar la arenera, pero se nos comunicó que sólo estaban arreglando la balsa», argumenta. Ana Arias añade que, no obstante, las obras se paralizaron de manera inmediata, si bien no recuerda en qué mes se produjeron estas comunicaciones. «Creo que antes del verano», acierta a decir.

Saavedra Power contrató a la empresa PEAL, que estuvo en la arenera entre los meses de marzo y agosto. Ana Arias se justifica en que fue el secretario del Ayuntamiento quien envió la solicitud de documentación a la empresa a través de un email y que «ahora no está en el Ayuntamiento».

En cualquier caso, la alcaldesaha querido dejar claro que la empresa no ha vuelto a trabajar ni han regresado al Ayuntamiento. «Eso es cosa de las juntas vecinales, que ya pactaron con Aricalsa —la empresa que explotó las areneras hasta entrar en concurso de acreedores— antes de que yo llegara al Ayuntamiento y bien que les convenía recibir 20.000 euros al año», añad.

Reserva de la Biosfera

La gerente de la Reserva de la Biosfera recuerda que la entidad carece de potestad para actuar

La regidoraa de Soto y Amío subraya que el Ayuntamiento no tiene jerarquía sobre las juntas vecinales y que cuando le presenten las licencias, dará los permisos o no, «siempre con el objetivo de no prevaricar». «Yo no he vuelto a preocuparme de nada porque lo veo todo parado», dijo para cerrar la conversación.

Por su parte, la gerente de la Reserva de la Biosfera de Omaña y Luna, Natalia Castro destaca que cualquier actividad que se realice en la Reserva se tiene que ajustar a la ley al tiempo que explica que la institución no tiene competencias «reales»: «La legislación que se aplica emana de las normas urbanísticas porque a nosotros nadie nos consulta; no somos parte de las instituciones que toman decisiones y, por el momento, nadie se ha puesto en contacto con nosotros».

Natalia Castro precisa que ni siquiera hay un protocolo para incluir a la entidad de la Unesco en los estudios y análisis para gestionar el impacto mediombiental que una determinada actividad puede tener en el espacio de la Reserva de la Biosfera, razón por la cual ella no ha hecho hasta el momento ningún tipo de declaración pública al respecto.

«Amenazas»

Por su parte, el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía, ha enviado un mail en el que explica que «no comparte ni es responsable de las posibles amenazas que haya podido realizar la empresa». Se refiere a las amenazas denunciadas por el alcalde pedáneo de Villaceid, Jesús Älvarez ante la Guardia Civil en las que asegura haber recibido la visita de un emisario de Saavedra Powers por su oposición a la explotación de las areneras en el municipio.

Los responsables del Servicio Territorial destacan que la explotación está paralizada desde hace varios años como consecuencia del concurso de acreedores en que está incursa la empresa titular. Aricalsa. «En todos estos años no ha habido actividad alguna», dicen. Sin embargo, admiten que el verano pasado, con motivo de las denuncias presentadas por la Junta Vecinal de Villaceid y por otros particulares, el Servicio inspeccionó el lugar y constató la existencia de trabajos consistentes en la limpieza de una balsa de lodos. «Cómo consecuencia, se procede a la paralización de los mismos y a la apertura de expediente sancionador».

Asimismo, asegura que con posteroridad se han realizado diversas inspecciones constatando la ausencia de trabajos en la explotación. «En el mes de diciembre de 2021, el Procurador del Común, solicitó informe sobre diversas cuestiones, el cual ya ha sido emitido».

La edil de Soto y Amío dice que pidió la licencia a la empresa y nunca llegó
Comentarios