miércoles 21.08.2019

El toro puro está en León

Valdellán, cerca de Sahagún, es la única ganadería de reses bravas de la provincia y apuesta por el difícil encaste de Santa Coloma; ayer se presentó en la Casa de León en Madrid.
El toro puro está en León

Hay toros bravos leoneses que triunfan en Francia. Ayer, en la Casa de León en Madrid, se supo un poco más de ellos, de la ganadería Valdellán, en la dehesa del mismo nombre, y a unos 20 kilómetros de Sahagún. Como llevan el encaste de Santa Coloma, se entiende que en España, más torerista que torista, sean evitados por el circuito único comercial que impera en la Fiesta Nacional. Las estrellas aquí no se arriman. Pero ahí están campando a sus anchas, al sureste de León, toros de estampa imponente, desarrollando verdad, bravura, listura, integridad... que se verán en Francia… Y es que resulta que la mística del toreo como hecho único parece contar con más interés en la zona torera francesa.

El representante de Valdellán, Jesús Martínez, defendió ese planteamiento en el que el toro puro está en León, y que, sin apenas tradición en reses bravas, también aporta otro dato especial: su apuesta de manera singular por la comercialización de la cecina de lidia. ¿Y a que sabe la cecina de lidia? El esforzado trabajo de campo, contrastado con otros comensales, dio como resultado que a primera vista es de un color más rojizo, y con un sabor que se asemeja más al jamón, y también en textura. Y como es cecina, está buenísima. Así, sin más discusión se zanjó el asunto.

Para los no iniciados, de todas formas, la otra pregunta obligada es por qué no se torea en León la ganadería de Valdellán. A lo que Martínez responde que «estaríamos encantados, pero sabemos por nuestra experiencia que es complicado», afirma al respecto, ya que Valdellán, con apenas 14 años de vida tiene como mejor mercado las tierras francesas y en el que recibe los premios.

Lo que sí perciben hasta la fecha, según se dijo ayer, es el cariño de los vecinos que viven en las proximidades de la Dehesa de Valdellán: «Incluso creo que empiezan a estar orgullosos, por lo peculiar, original y casi inaudito de que haya una ganadería de reses bravas en León. Y que además ven que somos gente seria y que el proyecto que es obra de Fernando Álvarez Sobrado aporta mucho a la comarca», explicó.

De todo ello se trató ayer en la Casa de León y de cómo será la próxima temporada. Y después, ya en los terrenos de la verdad gastronómica, se probó la cecina de lidia, la de los toros de Valdellán. Y se mezcló con la tradición, a partir de otro producto tecnología punta de las tierras leonesas: un prieto picudo rosado que consiguió que el acento leonés se impusiera aunque se hablara de algo a priori alejado como es la fiesta de los toros.

El toro puro está en León