domingo 29/5/22
                      Representantes de Uscal encerrados en la Delegación Territorial. DL
Representantes de Uscal encerrados en la Delegación Territorial. DL

Las delegaciones de la Junta en León, Salamanca y Palencia son escenario desde ayer de nuevos encierros de profesionales de salud pública (preventivistas) en la comunidad autónoma (veterinarios y farmacéuticos) para denunciar la discriminación que afirman que «sufren» en relación con el personal asistencial (Atención Primaria y hospitalaria). El presidente autonómico de la Unión Sindical de Castilla y León (Uscal), Manuel Martínez, declaró ayer que con estos encierros, continuación de los llevados a cabo en otras provincias, tratan de visualizar la «discriminación crónica que la Junta procesa a sus profesionales de salud pública» y que en su opinión se agrava con las últimas medidas adoptadas.

«Los asistenciales cuentan con calendarios laborales menguantes en función de los turnos, nocturnidades o festividades, tienen una formación permanente, su trabajo es retribuido hasta tres veces más en las «guardias» y se les compensan las acumulaciones de los compañeros ausentes», señaló. Añadió que «la gota que ha colmado el vaso» se produce cuando además su sistema de acceso a la Junta de Castilla y León también le están desarrollando de modo diferente, «incumpliendo lo que marca la Ley 10/2010 de salud pública y seguridad alimentaria de Castilla y León». Martínez precisó que dicha norma en su artículo 5.6 obliga a la administración a que se utilice «con carácter general el sistema de concurso oposición, en términos similares al utilizado por el Sacyl». Ante tal «desatino», el presidente de Uscal recuerda que ya se llevaron a cabo encierros en las delegaciones territoriales de Valladolid y Zamora a los que se han unido los de León, Zamora y Salamanca.

Encierro de veterinarios y farmacéuticos públicos por su «discriminación» laboral
Comentarios