jueves 19/5/22

Encinedo busca asentar población con una nueva vivienda de alquiler social

La delegada de la Junta visita la obra puesta en marcha con fondos del programa Rehabitare
                      Ester Muñoz, Juan Francisco Escanciano y José Manuel Moro, en una de las estancias de la casa. DL
Ester Muñoz, Juan Francisco Escanciano y José Manuel Moro, en una de las estancias de la casa. DL

La delegada territorial en funciones, Ester Muñoz, visstó ayer la vivienda de Encinedo que recientemente ha acondicionado la Junta de Castilla y León a través de los fondos del programa Rehabitare. El presupuesto de adjudicación del proyecto fue de 47.795 euros y las obras fueron llevadas a cabo por la empresa Construcciones y Cubiertas S.L.

El arquitecto informó de la finalización de las actuaciones en la vivienda en diciembre de 2020, fecha desde la que la vivienda está preparada para el alquiler social junto con todas las facilidades que proporcionará el ayuntamiento del municipio para conseguir el objetivo de fijar población.

La delegada, que visitó esta dependencia de dos alturas junto con el jefe del Servicio Territorial de Fomento, Juan Francisco Escanciano, y el alcalde de Encinedo, Jose Manuel Moro, ha señalado que «este tipo de actuaciones que se acometen con el programa Rehabitare son un ejemplo más de las políticas desarrolladas por el Gobierno de Mañueco para que la población se asiente en el mundo rural y se considere un ciudadano de primera».

PROGRAMA REHABITARE

El programa Rehabitare se inició en Palencia como proyecto piloto en el año 2009 con el objetivo de recuperar aquellas viviendas de titularidad municipal que en la actualidad se encuentran en desuso, procediéndose a su rehabilitación. Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro de un patrimonio municipal.

Serán los respectivos ayuntamientos quienes determinen el precio del alquiler, que no podrá exceder la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar arrendataria, así como las personas que ocuparan las viviendas en función de las necesidades de cada municipio. Tendrán preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, por su parte, asumirá los gastos que ocasionen la redacción de los proyectos y la ejecución de las obras y la contratación de los equipos. 

Este programa se enmarca dentro de las actuaciones que desarrolla la Junta de Castilla y León para incrementar el parque público de alquiler social, a fin de dar una solución residencial a personas con necesidades urgentes de vivienda, a la vez que se fomenta la fijación de población y actividad en el medio rural.

Encinedo busca asentar población con una nueva vivienda de alquiler social
Comentarios