jueves 19/5/22

Endesa ha seguido comprando carbón nacional en los primeros seis meses del año, a pesar de un escenario cuyas dificultades son crecientes. Entre enero y junio (frente a la parálisis de otras eléctricas) ha adquirido en la provincia 310.000 toneladas de carbón local, a razón de unas 50.000 toneladas al mes. Únicamente ha conseguido quemar 91.000 de ellas. La mezcla por la que ha apostado para abaratar su oferta en el pool de generación le lleva a adquirir también carbón y coque de importación. Y todo ello tiene que almacenarse en bloques diferenciados en su parque de carbones. Que acumula actualmente un millón de toneladas, suficientes para producir electricidad durante un año. Ayer la térmica recibió los últimos camiones de mineral importado en un barco que llegó a Gijón hace tres meses. Pero no habrá más compras, ni nacional ni importado. Lo más grave, apuntan, no es la saturación, sino la falta de perspectivas de que la situación vaya a cambiar. El grifo está cerrado para todos.

Endesa cierra el grifo para todos
Comentarios