lunes. 28.11.2022

De escritor proletario a censor

La organización de los archivos permite añadir detalles a la biografía de . Leopoldo Panero e incluso encontrar versos cuya autoría se le podría atribuir.
El catedrático Javier Huerta ha buceado en los expedientes que Panero firmó como censor.

La constitución de fundaciones y la organización de los archivos de éstas han abierto nuevas líneas de investigación sobre la Escuela de Astorga y, más en concreto, sobre los hermanos Panero, que formaron parte de ésta, según puso de relieve el responsable del Archivo de la Universidad de León, Alejandro Valderas, en la ponencia que desarrolló ayer dentro del congreso que analiza la figura del grupo de escritores asturicenses.

Valderas explicó que material nuevo sobre la vida de Leopoldo Panero «sale poco», pero sí «traducciones y correspondencia privada», que han permitido concretar las razones por las que fue internado en San Marcos tras la sublevación militar de 1936, así como la manera por la que su familia contactó con la mujer de Franco, Carmen Polo, para librar al poeta de la prisión para rojos.

La labor documental añade datos que concretan la biografía de un escritor que pasó de su adhesión a una cédula comunista a convertirse en censor del régimen franquista, aspecto éste al que se refirió el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Javier Huerta Calvo, que ha revisado ya un centenar de los 1.000 expedientes que llevaron la firma del astorgano en su labor de lector de libros.

Miembro de Escritores Proletarios. Las investigaciones de Panero sacan a la luz los escritos en prensa de la Asociación de Escritores Proletarios, organización «que es la misma que el Socorro Rojo y la Asociación de Amigos de la Unión Soviética, que dirige su amigo César Vallejo y César M. Arconada, dos escritos de Madrid muy jóvenes. Las tres asociaciones se dirigen con agentes de Moscú, dos de ellos de nacionalidad peruana, que son detenidos en 1931, y buscan gente que no sea comunista que colaboren con ellos y les den nombre en la sociedad». Valderas señala que el que delató a Panero «disponía de los artículos de prensa en los que se exigía la liberación de comunistas y el problema es que en 1936 el Socorro Rojo dirigía la defensa de Madrid».

Indagar en los archivos lleva a identificar a Bonifacia Flórez, de Sahagún, como la mujer que media con la mujer de Franco para la liberación de Panero. Carmen Polo y los Panero, al igual que las familias del arquitecto Torbado y Pablo de Azcárate, están relacionados familiarmente con Pablo Flórez Erqués.

Entre otros datos, el historiador aportó que Juan Panero «fue nombrado diputado provincial por el Frente Popular por Portela Valladares», cargo en el que permaneció dos meses y que le marcó. También se ha localizado un telegrama de Juan Panero, dirigido en 1937 a la familia de Unamuno «en el que se cambia el segundo apellido para que no le identificara la censura, ya que estaba movilizado». Taboada sustituyó a auténtico Torbado en un mensaje en el que expresaba sus condolencias por la muerte del escritor y filósofo, en diciembre de 1936.

Otro poema. Con respecto al poema cuya autoría podría atribuirse a Leopoldo Panero, Valderas señala que el original se vendió en la casa Durán en 200 euros «hace aproximadamente un año». Se trata de un manuscrito de diez versos cuya autoría es necesario aún confirmar. También se ha sabido el destino de la librería que logró reunir el poeta y que, posteriormente, «fue vendiendo la familia».

De escritor proletario a censor
Comentarios