martes 15/6/21

«Están aumentando los megaincendios, difíciles de atacar y virulentos»

El segundo proyecto en el que trabaja Leonor Calvo desde la Universidad de León también tiene relación directa con los incendios forestales. En este caso, cuenta con el respaldo del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y pasa por analizar los servicios ecosistémicos de regulación, «como los incendios alteran las características hidrológicas o la captación de CO2», explica.

En concreto, trabajan en el eje Noroeste (Galicia, Asturias León) Este (Alicante o Valencia) y reconoce que «el concepto de megaincendio —como en de Tabuyo, en 2012, o el de La Cabrera, este verano cuando las llamas calcinaron casi 10.000 hectáreas, — está aumentando y son siniestros muy virulentos y difíciles de atacar». Además, destaca que estos grandes incendios se están sobreponiendo a otros anteriores, «es lo que se llama recurrencia», apunta, consciente de como todo ello afecta y modifica el terreno.

Calvo explica que en esta evolución de los grandes siniestros forestales entran en juego muchos factores como las condiciones climáticas o el aumento del combustible en zonas rurales que se han ido abandonando. Además, pone sobre la mesa que a futuro hay que aprender a gestionar todas las nuevas herramientas que pueden ayudar a detectar los condicionantes preincendios y desarrollar algún tipo de gestión adaptativa.

El incendio de La Cabrera, que se declaró el pasado mes de agosto, fue el más devastador, en cuanto a superficie abrasada, de todos los siniestros forestales registrados a lo largo de 2017, según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). A las casi 10.000 hectáreas calcinadas en Encinedo le siguen las 8.870 de un fuego registrado en Pontevedra y las 7.500 de Moguer, en Huelva. En total, en 2017 ardieron en España 177.000 hectáreas.

«Están aumentando los megaincendios, difíciles de atacar y virulentos»
Comentarios