jueves. 01.12.2022
Minería

Los excedentes mineros se quedan sin sostén económico y sin alternativas

UGT y CC OO exigen «celeridad» al Gobierno para que los empleos recalen en las cuencas

Los trabajadores excedentes de minería han recibido un nuevo jarro de agua fría ya que se descarta un sostén económico para ellos tras más de dos años del cierre de las explotaciones mineras y sin alternativas de empleo y sin cobrar las prestaciones desde el 31 de diciembre. Es una de las conclusiones a las que se ha llegado ayer en la Comisión de Seguimiento del Acuerdo Marco para una transición justa de la minería del carbón y desarrollo sostenible de las comarcas mineras para el período 2019-2027, entre el Instituto para la Transición Justa, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, los sindicatos y la patronal.

Ante esta circunstancia, las agrupaciones sindicales de UTG y CC OO han pedido mayor agilidad y celeridad para lanzar actuaciones generadoras de empleo y formación para los excedentes mineros, los cuales están inscritos en la bolsa de empleo que se abrió hace dos años y en donde se encuentran un total de 334 trabajadores.

Por su parte, el Instituto de Transición Justa (ITJ) explicó ayer mediante un comunicado que los trabajadores excedentes —directos y pertenecientes a las subcontratas— tendrán acceso a un servicio de acompañamiento, que se plasmará en un plan individualizado de integración laboral con la asignación de un orientador que determinará la formación más adecuada para mejorar la empleabilidad. El objetivo es trasladar a la empresa que resulte licitadora información actualizada para poner en marcha, de forma inmediata, este servicio que se plasmará en un plan individualizado de integración laboral y en la asignación de un orientador que determinará, en cada caso, cuál es la formación más adecuada para mejorar la empleabilidad.

Sin prestaciones

Las prestaciones no llegan desde finales de diciembre, tras dos años del cierre de las minas

El Instituto y el Sepe han desarrollado un nuevo espacio de trabajo que permitirá coordinar las ayudas para formación que ambos organismos han incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, evitando duplicidades y agilizando su gestión para rentabilizar al máximo esta oportunidad para la reorientación laboral de los trabajadores afectados por el cese de actividad en minas y centrales térmicas en actividades relacionadas con la transición ecológica. Un protocolo que prevé un plan de ayudas económicas que les permita llevar a cabo acciones de formación, con carácter formativo y no de remuneración o saldo.

Respecto al resto del plan social, perteneciente a las prejubilaciones y bajas el Instituto afirmó que «su puesta en marcha ha permitido el acceso a ayudas por prejubilación a 274 trabajadores, con una edad media de 45 años, y a bajas indemnizadas a 268 personas». Mientras que a día de hoy, el Plan Social atiende algunas solicitudes de ayudas en tramitación o pendientes de liquidación, así como las futuras prestaciones de algunos trabajadores que están en activo en tareas de cierre y restauración.

Respecto a la reactivación de las comarcas mineras se publicarán las dos convocatorias de ayudas para proyectos empresariales generadores de empleo pertenecientes al ejercicio 2020, destinadas a apoyar tanto los proyectos empresariales —a los que corresponderán 20 millones — como los pequeños proyectos de inversión —que recibirán 7 millones— en las zonas afectadas por los cierres. Además, para todos los territorios en transición, se está diseñando otra línea de ayudas dotada con 30 millones de euros que actualmente está en fase consulta pública previa para la elaboración de sus bases para el periodo 2021-2024.

El pasado diciembre, el ITJ adjudicó 110,7 millones de euros en ayudas correspondientes al Marco 2013-2018, destinadas a proyectos de reactivación de los municipios mineros, aunque varios proyectos están pendiente de firma del convenio, entre ellos la ampliación del polígono industrial de La Robla.

La ejecución de estos proyectos, prevista para este año, tendrá un efecto positivo en la generación de empleo local en el corto plazo, según dice el ITJ.

Los excedentes mineros se quedan sin sostén económico y sin alternativas
Comentarios