jueves. 07.07.2022

v. araujo | villablino


La explotación minera de la localidad asturiana de Cerredo vuelve a manos de CMC, propiedad del empresario Victorino Alonso, tras quedar desierta


la subasta pública que se celebró ayer en el Juzgado Mercantil número 2 de Oviedo, en donde se subastaba la explotación de interior, cielo abierto y los edificios que se encuentran en la citada zona. Con una oferta de 180.000 euros más 4 millones de euros que se descontarán de lo que Asturleonesa les adeudaba. Cabe recordar, que CMC entró en concurso de acreedores en el año 2013 y su plan de liquidación en el año 2014, y tan sólo unos meses más tarde fue comprada por Asturleonesa.


Según el presidente del comité de empresa de Asturleonesa, Rubén Menéndez explicaba que debido a que la compañía de CMC se encuentra en proceso de liquidación desde el año 2013 «no se puede quedar con la explotación y esperamos que haya una transmisión a un tercero». En este sentido, el representante de los trabajadores afirmaba sentirse esperanzado por la continuidad de la actividad «nunca perdimos la esperanza, llevamos sin cobrar dos años y creemos que tendrá un buen final»


Esta nueva subasta viene derivaba tras el rechazo de la empresa Coto Minero Cantábrico (CMC) a la dación en pago a favor del acreedor hipotecario, a pesar de que había sido esta compañía la que lo solicitaba al juzgado. La dación en pago venía con la aprobación del plan de liquidación. Sin embargo, al no presentarse ningún comprador a la subasta, CMC como acreedor privilegiado no ha tenido que ingresar los 3.4 millones de euros que se había fijado como requisito para poder participar en la subasta, pro debe asumir nuevamente la transmisión de concesiones. El siguiente paso para Menéndez será conocer las pretensiones de CMC «una vez que el auto del juez sea firme, nos reuniremos para ver sus intenciones»


El pasado mes de diciembre,45 trabajadores de esta minera decidieron coger la baja incentivada, lo que supone una indemnización y contar con dos años de prestación por desempleo. Otros 80 mineros cumplían los requisitos para acogerse a las prejubilaciones. Desde entonces, la plantilla se ciñe a 14 trabajadores para labores de mantenimiento y vigilancia.

La explotación minera de Cerredo vuelve a ser propiedad de CMC
Comentarios