lunes 28/9/20

La facturación, de 17 millones de euros, aumentó en 5,5 millones desde el 2009

La Balinesa es una empresa líder a nivel nacional colocándose entre las tres primeras de España en el sector del salmón y su tratamiento, manipulación y elaboración.

En esta época de profunda crisis económica la facturación de la empresa se ha incrementado de manera espectacular pasando de los 11,4 millones de euros en el año 2009 a los cerca de 17 millones en el último ejercicio correspondiente al 2011, lo que supone una subida de 5,5 millones de euros en dos años.

Cuenta con clientes en todo el territorio nacional donde vende el 90% de la producción. Pero también distribuye a Francia y Portugal.

La mayoría de sus productos se venden en las principales cadenas comerciales, aunque una pequeña parte también se distribuye en pequeñas tiendas especializadas. Entre sus clientes se encuentran El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, El Árbol, Dia, Makro, Euromadi, etcétera.

Los datos, pues, son claros. Y las cifras no engañan. El proyecto de Jesús Llamas que surgió allá por finales de la década de 1970 y principios de la de 1980 ha ido poco a poco creciendo hasta situarse como una de las empresas más importantes del sur de la provincia, tanto por el número de empleados como por el volumen de facturación.

Con la calidad siempre por bandera, tanto en el producto en origen como en el elaborado final que llega a la mesa del consumidor, la inversión que en estos momentos está realizando la empresa es un paso más para seguir ascendiendo y ganando cuotas de mercado.

Además de duplicar las instalaciones, el proyecto incluye también la remodelación de los accesos con la construcción de un nuevo aparcamiento y zonas jardinadas. Además también se ha levantado un edificio que servirá de residencia para trabajadores.

Su ubicación en el medio rural nunca ha sido un impedimento para el asentamiento y crecimiento de la empresa. Jesús Llamas ha repetido en numerosas ocasiones que siempre que haya una carretera y una línea de luz eléctrica y de teléfono, se puede instalar un fábrica. Eso también ha cambiado mucho desde su puesta en funcionamiento. De la vieja y defectuosa carretera local de los años ochenta y noventa, se ha pasado a una carretera más moderna con un cercano acceso a la autovía León-Benavente que comunica con toda España.

La facturación, de 17 millones de euros, aumentó en 5,5 millones desde el 2009