miércoles. 17.08.2022

Facturas de la luz de 3.500 euros en Llamas de la Ribera por errores en la estimación desde hace 4 años

Una avería desde 2018 en los contadores inteligentes de Llamas de la Ribera hace que cerca de 60 familias paguen cantidades desorbitadas por una energía que no consumen y que la empresa distribuidora les cobra en base a sus estimaciones

Si pagar la factura de la luz se ha convertido en los últimos tiempos en un extraordinario esfuerzo para muchas familias por la estratosférica subida de los precios de la electricidad, para un grupo de vecinos de Llamas de la Ribera se ha convertido además en «una lotería», y no precisamente a su favor.

Hace cuatro años, en la avenida Principal de esta localidad del Órbigo, Gas Fenosa —hoy Naturgy— instaló los llamados contadores de la luz inteligentes cuya función principal era la de registrar las lecturas reales del consumo de electricidad y trasladarlas de manera telemática a la empresa distribuidora para que emitiera a los clientes la facturas en función de esos consumos.

El problema es que para cerca de 60 familias de esta localidad, los contadores nunca han funcionado por una avería, por lo que la empresa distribuidora hace facturas estimadas sin tener en cuenta el consumo real de las viviendas, muchas de ellas incluso cerradas, o usada solo en los meses de verano.

Es el caso de Benigno Pérez, uno de los afectados, que cada mes paga una cantidad diferente en recibo de la luz de la casa de su madre, que no tienen ningún tipo de consumo ya que permanece deshabitada, y con los plomos bajados desde hace cinco años. Este usuario ha pasado de pagar en 2017, cuando la casa estaba habitada, unos 12 euros, por un consumo de 1.109 kilovatios, a pagar 84 euros el mes pasado con la casa ya cerrada.

Lectura incorrecta
Los contadores tienen la información real, pero no la transmite a la empresa, que hace sus propios cálculos

«El tema es que la distribuidora (UFD Naturgy) se niega a arreglar el transformador, porque dice que no es una avería prioritaria para ellos, y los contadores no emiten los consumos reales», explica Nicolás Blanco, otro de los afectados que afirma que de vez en cuando viene un técnico a ver los consumos reales, que sí figuran en los contadores, pero que esa información «no es tenida en cuenta por la empresa que sigue emitiendo facturas en base a estimaciones».

Uno de los casos más sangrantes es el de un propietario asturiano que tiene casa en la localidad y que le llegó un recibo de 3.500 euros, que nada tenía que ver son el consumo que había efectuado, y que al parecer se niega a pagar. «El problema es que si no pagas no solo te cortan la luz sino que encima luego no puedes reclamar para que te devuelvan el dinero», explica uno de los afectados.

También es el caso de dos hermanas de León, que tiene su casa de verano en Llamas, y a las que el mes pasado les llegó una factura de 600 euros. Otro de los vecinos también recibió un «susto» de 300 euros en el último recibo. Y es que para estos vecinos de Llamas, la factura de a luz es «como una lotería en la que siempre nos toca pagar de más».

Reclamaciones

Son muchas ya las reclamaciones presentadas por los vecinos solicitando una facturación real del consumo y la devolución de los importes pagados indebidamente y ninguna la respuesta de la empresa, que se limita a decir que «la reclamación está en trámite». La última, la presentada en la Oficina de Consumo de la Diputación de León, en la que exigen una solución urgente a este problema que afecta a este número de vecinos, que se sienten de esta manera «ciudadanos de segunda».

Fuentes de Naturgy consultadas por este periódico sobre este asunto se han limitado a decir que «la compañía está trabajando en la resolución de una incidencia en un centro de transformación y en paralelo está revisando las reclamaciones recibidas de algunos clientes del municipio para darle respuesta lo antes posible». Mientras tanto los afectados pagan religiosamente y esperan esa solución que parece dilatarse en el tiempo.

Facturas de la luz de 3.500 euros en Llamas de la Ribera por errores en la estimación...
Comentarios