domingo 15.09.2019
VILLAHIBIERA

Una familia se queda en la calle al arder dos casas en el centro del pueblo

El incendio pasó de una vivienda a otra por la cubierta y afectó a una tercera.
Una familia se queda en la calle al arder dos casas en el centro del pueblo

El fuego destruyó ayer por la tarde dos viviendas en la localidad de Villahibiera, en el término municipal de Valdepolo, dejando en la calle a una familia. El siniestro se declaró entre las cuatro y media y las cinco de la tarde, según manifestaron los vecinos de la localidad, pasando de la vivienda en la que se había originado a la contigua.

Según los testimonios obtenidos en le lugar, ambas construcciones son nuevas, situadas en la plaza del pueblo. Mientras que una permanece habitada durante todo el año, el edificio contiguo sólo recibía la visita de sus propietarios los fines de semana. Se supone que ayer no había sido una excepción.

Aún no se han podido determinar el modo en el que se produjo el fuego. Fue una vecina del barrio la que se percató del siniestro y dio la alarma. Mientras se daba aviso a los bomberos de León, se tocaba a fuego desde el campanario, concentrándose en el lugar un buen número de vecinos, que pusieron todo su empeño en sofocar el fuego. «Somos pocos y creo que allí estábamos todos», relataba uno de los habitantes de Villahiebiera, localidad con medio centenar de abonados telefónicos.

Las casas, de planta baja y primer piso, resultaron especialmente dañadas en su planta superior, ya que el fuego afectó especialmente a las cubiertas de ambas. Una tercera vivienda también sufrió el efecto abrasador, aunque los daños no fueron casi apreciables. En cambio, el escombro y el agua de sus vecinas arruinaron también ambas plantas bajas.

Sin medios. El empeño de los vecinos no fue suficiente para controlar las llamas. «Llevaron algunas mangueras, pero no del tamaño necesario» para enfrentarse a las llamas. Con la llegada de los bomberos del parque de León, se pudo hacer frente al fuego para controlarlo. A las siete y media de la tarde había pasado lo peor, los vecinos se retiraban a sus casas, mientras los bomberos esperaban en el lugar, ante la posibilidad de algún rebrote en las casas destruidas. «De allí no se ha podido sacar nada», explicaban ayer.

Los vecinos dieron cobijo a la familia, que perdió la vivienda, a la espera de que encontrasen un alojamiento. Según manifestaciones recogidas en el pueblo, uno de sus miembros se encuentra «muy enfermo».

Una familia se queda en la calle al arder dos casas en el centro del pueblo