miércoles 25/5/22
                      Aves silvestres en Lérida, una de las provincias donde se han detectado casos de gripe aviar. R. GABRIEL
Aves silvestres en Lérida, una de las provincias donde se han detectado casos de gripe aviar. R. GABRIEL

Tras la aparición ayer en Segovia del primer foco de gripe aviar en España en este 2022 —hasta ahora se habían detectado tres casos en aves silvestres en Lérida, Ávila y Palencia —se han activado todos los protocolos pata frenar el avance de esta enfermedad, sobre todo en ejemplares domésticos.

«Pocas enfermedades animales tienen tantos mecanismos de control y tan normalizados como la gripe aviar», avanzaba ayer el catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de León, Elías Rodríguez Ferri. Para este experto, toda la información que se tiene de décadas de estudio de esta enfermedad, también conocida como «peste aviar», por su rápida propagación y porque supone una mortalidad para las aves, sobre todo las domésticas, del cien por cien, «permite que la administración vaya por delante en la mayoría de lo casos y se anticipen medidas que eviten su propagación».

Este es el caso de este primer foco confirmado ayer en una explotación de 18.000 ejemplares de patos de engorde en Fuenterrobollo, Segovia, donde se ha detectado gripe aviar de alta patogenicidad H5N1.

Una vez que confirmado el foco, las medidas obligatorias descritas por la Ley de Sanidad Animal consisten en el sacrificio obligatorio de todos los animales de la explotación afectada y en el establecimiento de una zona de restricción que comprende dos áreas acción. Una primera, ha explicad el director general de Producción Agropecuaria de la Junta de Castilla y León, Agustín Álvarez, que se aplicará a una zona de protección con un radio de tres kilómetros desde el lugar del brote. Y la segunda, con un radio mínimo de diez kilómetros, también desde el lugar del brote.

«Sacrificar, desinfectar y muestrear durante un mes para comprobar que no se produce ningún caso más», son los siguientes pasos que se van a dar para intentar erradicar este brote y que no se propague a más explotaciones. «Si se produjera volveríamos a aplicar estas medidas ampliando el radio de acción», ha continuado. De momento, por este virus, han fallecido ya la mitad de los ejemplares de la granja afectada y se sacrificará al resto, ha explicado Agustín Álvarez.

Además, en la zona de restricción se toman medidas que comprenden la prohibición, con carácter general, de los desplazamientos de aves desde o hacia esa zona, la repoblación de aves de caza, la celebración de ferias, mercados, exposiciones y otras concentraciones de aves. Del mismo modo, hay restricciones a los desplazamientos de huevos para incubar, de consumo y de productos de carne de aves.

Adicionalmente, en toda la zona de restricción, se están desarrollando labores de visita, censado y verificación de sintomatología clínica así como toma de muestras oficiales en las explotaciones avícolas situadas en esa zona.

A pesar de la alta patogenicidad de los pavos de la explotación avícola afectada, Agustín Álvarez ha transmitido «absoluta tranquilidad» ya que el potencial de transmisión al hombre de este virus es «bajo». Además, ha añadido que desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se están llevando a cabo todas las medidas de revisión de bioseguridad y vigilancia para garantizar la detección temprana de cualquier otro caso.

En este punto, el director general de Producción Agropecuaria ha explicado que, hasta el momento, se desconoce el origen del foco. «Se trata de una explotación modélica, sin jaula, bajo techo, por lo que estamos intentado comprobar a través de las encuestas epidemiológicas cómo es posible que el virus haya entrado en una granja que cumplen todas las medidas», ha continuado, por lo que todas las líneas están abiertas.0

El férreo control de la gripe aviar trata de frenar su avance en aves domésticas
Comentarios