sábado 31/10/20

Una figura fundamental para la conservación del patrimonio

La importancia de la consecución del geoparque Médulas-Teleno va más allá de poner en valor los recursos geológicos y arqueológicos de la zona. La aplicación a un territorio del concepto de geoparque supone la implantación de un proyecto de desarrollo rural sostenible basado en la promoción turística, de manera que debe tener unos objetivos económicos y de viabilidad claros que lo conviertan en una oportunidad real de crear y asentar empresas y población en el medio rural.

«Un geoparque te da la posibilidad de utilizar el logo de la Red Europea de Geoparques en productos agroalimentarios o artesanales, dándoles así un valor añadido. A la vez, es una herramienta para estar en contacto con otros 54 geoparques europeos y nueve españoles, con la posibilidad de acceder a proyectos europeos», según recoge Roberto Matías en la memoria del proyecto.

«En definitiva, se trata de una figura creada para que la población haga suyo el patrimonio, lo cuide, proteja y utilice como recurso de desarrollo rural sostenible, con un sello de calidad a nivel mundial que exige un proceso continuo de mejora y una revisión de la condición de geoparque cada cuatro años», añade en la memoria.

Además, concluye que «esta figura no contempla ninguna medida de protección sobre el territorio, sino una herramienta para el conocimiento y puesta en valor del mismo, por lo que es compatible con cualquier tipo de actividad industrial legal, como pueden ser minas y canteras, que representan la principal actividad económica de una parte importe de la zona del geoparque Médulas-Teleno».

Por lo tanto, el geoparque se vislumbra como una posible solución contra la despoblación que sufre gran parte de la zona.

Una figura fundamental para la conservación del patrimonio