domingo. 02.10.2022
Los efectos del Temporal

Filomena deja un rastro de hielo y frío en León y las nevadas colapsan el resto del país

El temporal ha dado tregua a la provincia que cuenta con 16 carreteras afectadas por la nieve, una de ellas intransitable
Chupiteles en una vivienda de Sena de Luna ayer tras la nieve de los pasados días. MARCIANO PÉREZ

El temporal Filomena, que ha dejado grandes estragos —principalmente por precipitaciones de nieve— en el resto de la península ibérica, ha pasado de largo por la provincia leonesa sin dejar apenas consecuencias más allá de temperaturas muy gélidas. Unas temperaturas bajo cero que han condicionado en gran parte la situación en algunas carreteras de León que continúan con dificultades por las nevadas y heladas de días atrás.

En concreto, dieciséis carretera de la provincia se encuentran afectadas por la nieve, según el último parte de la Dirección general de Tráfico (DGT). La que peor estado presenta es la carretera a San Emiliano LE-481, que se encuentra completamente cerrada al tráfico por las nevadas, en nivel negro.

En cuanto al nivel rojo, que establece el uso obligatorio de cadenas o neumáticos de invierno y prohíbe la entrada de camiones, autobuses y articulados, se encuentran el Puerto Pajares N-630, Puerto Pontón y Puerto San Glorio N-621. También la CL-635 en el Puerto de Tarna, la LE-126 en Encinedo, la LE-233 en Boca de Huérgano, la LE-234 en Valderrueda. Por su parte, en nivel amarillo —el cual prohíbe el paso de camiones y articulados— se encuentran la LE-142 en Santa Colomba de Somoza, la LE-321 en Valdelugueros, la LE-333 en Puebla de Lillo, así como la LE-473 y la CL-626 en Sena de Luna y la LE-491 en Cabrillanes.

Debido a las bajas temperaturas en la comarca de Laciana, algunos hogares lacianiegos han visto como se han quedado sin suministro de agua al tener congeladas sus tuberías. Y es que durante estos días los termómetros han llegado a alcanzar hasta los 15 grados bajo cero. Un invierno frío, en donde llegó la nieve y después ha dejado paso a las fuertes heladas.

Tras el paso de Filomena, que se desplaza al Mediterráneo, una ola de frío propiciará un «acusado descenso» de las temperaturas a partir de mañana, con mínimas inferiores a 10 grados bajo cero en zonas de montaña y áreas llanas nevadas, afectando a puntos donde esta circunstancia es muy poco frecuente, según anunció ayer la Aemet.

Filomena deja un rastro de hielo y frío en León y las nevadas colapsan el resto del país
Comentarios