lunes. 27.06.2022

Flores a cambio de bienes

Carrizo revive la tradición con la rogativa a la Virgen del Villar con la que los vecinos piden a su patrona que bendiga los campos del Órbigo
                      Color, tradición y devoción se dan cita en la romería. FERNANDO OTERO
Color, tradición y devoción se dan cita en la romería. FERNANDO OTERO

Si algo ha quedado demostrado en la romería de ayer en Carrizo de la Ribera es que el relevo generacional está garantizado y que la Virgen del Villar seguirá siendo venerada en el tiempo.

Y es que el esfuerzo de las peñas de la localidad por perpetrar esta tradición no es en vano ya que cada vez son más los jóvenes que se implican en la celebración de esta fiesta, declarada de Interés Turístico Provincial.

Tras dos años sin salir por culpa de la pandemia, había ganas por sacar los trajes regionales y por rescatar los bailes del pasado para acompañar a la Virgen en su regreso a la ermita que lleva su nombre en Villar de las Ollas. Durante la rogativa se le pide a la Virgen un año de bienes para todos los vecinos, mientras es paseada por los campos de la Ribera rodeada de flores, cánticos y folclore.

Después de la procesión, una vez en la explanada de la ermita, se celebró una misa y se realiz el tradicional canto del ramo, la danza de los danzantes de Carrizo —con palos y cintas— así como bailes populares en la campa. Tras la tarde de música y juegos populares, se cierran cinco días de fiesta en la localidad.

Flores a cambio de bienes
Comentarios